in ,

Gato de 14 años está tan feliz de que lo amen de nuevo y se convierte en "gato velcro"

Un gato de 14 años edad quedó totalmente solo luego que su dueño falleciera, alguien lo llevó a un refugio local donde estuvo esperando por muchos meses por un hogar de acogida. Triste y confundido el pequeño felino miraba a los posibles adoptantes con la ilusión de llamar de atención, pero nadie parecía tener interés en el gato mayor.

Por varios meses esperó ser notado por alguien, el gatito estaba ansioso de ser parte de una nueva familia.

 

 

No fue sino hasta que el grupo de rescate Best Friends Felines, en Brisbane-Australia, fue informado sobre la historia del gatito que decidieron actuar para encontrarle un hogar de acogida.

Nikki, miembro del grupo de rescate comentó:

“Uno de nuestros contactos de la perrera nos contactó sobre este apuesto gato mayor. Es dulce y amigable”.

Por fortuna, varios voluntarios se ofrecieron para trasladar al gatito a su nuevo hogar de acogida con Kate, no fue un proceso sencillo, las fuertes lluvias y las inundaciones de ese día retrasaron un poco el traslado, pero finalmente se logró el objetivo.

 

kate dijo:

“El pobre gatito era básicamente un esqueleto ambulante, estaba increíblemente demacrado. Las pruebas revelaron que sus niveles de T4, como sospechaba su estructura esquelética, eran altos. Inmediatamente le comenzamos a dar algunos medicamentos para la tiroides y le dimos algunos líquidos, así como un sinfín de alimentos”

El pequeño gatito fue llamado Rambo, desde que llegó a su nuevo hogar de acogida su actitud cambió completamente, sus ojitos se iluminaron y pedía constantemente ser mimado por Kate. Estaba bajo un techo seguro y disfrutando de todos los cuidados que necesitaba.

La mujer agregó:

“Es un gatito tan cariñoso y feliz que es muy generoso dándote cariños en la cabeza, nada ama más que besarte”

Poco a poco esa gatito demacrado y triste fue quedando en el pasado. Se convirtió en un hermoso gatito naranja con pecas en la nariz que derretía a todos los que disfrutaban de su presencia, ganó varios kilos y fue recuperando fuerza, su pelaje se transformó completamente, era más esponjoso y brillante.

 

 

En su nuevo hogar Rambo comparte espacio con una perrita con quien ha aprendido hacer las paces, el primer encuentro no fue muy tierno pero siguen dispuestos a conocerse.

Su madre confía que llegara el día en que acepten sus diferencias y creen un gran vínculo. Por ahora, Rambo sigue con su tratamiento y conquistando a quien le dio una nueva oportunidad.

Kate comentó:

“Ha  tomado sus medicamentos como una angelito. Rambo continúa progresando mucho en su viaje de regreso a su mejor versión. Es un gatito muy cariñoso y atento que le encanta cumplir la función de bufanda de manera regular. Le gusta ser parte de la acción, pero al ser un gato mayor, se toma muy enserio sus descansos para la siesta” .

Este adorable felino recibió toda la atención médica que necesitaba, una dieta alta en alimentos nutritivos que la ayudaron a sumar kilitos y recuperar fuerza de manera rápida, y lo mejor de todo, es que siempre recibió mimos de su madre adoptiva.

Aunque Rambo es un gatito mayor descubrió que aún puede jugar y realizar actividades típicas de su especie.

 

 

A Rambo le encanta comer, dormir e invadir el espacio personal de Kate. Sin embargo, lo que más disfruta hacer es subirse sobre los hombros de su madre adoptiva, envolverse entre las mantas con su persona favorita mientras recibe tiernos abrazos.

A pesar de todo lo que ha pasado, esta hermosa bola de pelos sigue siendo muy receptivo con los humanos. Rambo insiste en ser el centro de atención y está muy feliz de pasar sus años dorados en un hogar y rodeado de personas que los hacen sentir muy importante.

Deja un comentario