in

Gato perdido acompaña a excursionistas hasta la cima de una montaña en Suiza.

Los animales son muy inteligentes y, en situaciones extremas, suelen sacar a relucir sus dotes de supervivencia. Y como claro ejemplo de lo anterior, hoy te contamos la historia de este gato que al parecer estaba perdido, buscando ayuda, siguió a un par de excursionistas hasta la cima de una montaña.

Cyril y Erik Rohrer se encontraban escalando el monte Britsen en Suiza, cuando de manera casual a su grupo se unió un amigable gato aparentemente perdido. Todo indicaba que el gatito se había alejado de la ciudad y terminó perdiéndose entre las laderas de la montaña, lo que hacía difícil su regreso a su hogar.

Cuando el gatito se vio perdido, encontró a los excursionistas y decidió seguirlos hasta el pico de la montaña, buscando ayuda para encontrar su hogar. Los excursionistas Cyril y Erik Rohrer dijeron que era de madrugada cuando estaban aproximadamente a 1200 metros de altura y escucharon maullando a un gato. El pequeño felino estaba muy nervioso y confuso, lo único que quería hacer era seguirlos, así que caminó al lado de ellos hasta la cima de la montaña.

Después de estar perdido en el bosque, el pequeño gatito no quería volver a estar solo, por lo que su mejor plan era seguir a quien pasara cerca. A pesar de que la travesía era muy peligrosa, el gato estaba decidido a superar todos los obstáculos con el fin de volver a su hogar.

Cyril, comentó en una entrevista a SWNS:

«Comenzó a temblar y sus patas comenzaron a sangrar por la nieve dura. A veces lo levantamos y lo llevamos cuando estaba demasiado agotado para caminar cuesta arriba».

Los escaladores agregaron que sentían mucha pena por el gato, por eso decidieron ayudarlo, pero estaba muy cansado a pocos metros de la cima. Finalmente llegaron a la cumbre de la montaña y empezaron su descenso hasta un lugar seguro, y Erik siempre se aseguró de que el gatito estuviera bien.

Luego de una serie de investigaciones, se enteraron de que el gato llevaba cuatro días perdido, y ya había seguido a otro grupo de excursionistas.

No se sabe porque no lo habían ayudado, lo cierto es que ya estaba en un lugar seguro y pronto volvería al lado de su familia.

Cyril, añadió:

«Los animales hacen cosas raras y son más fuertes que los humanos. Nunca se rendirán, a pesar de que están sufriendo mucho».

Era notorio que el gatito perdido solo quería encontrar ayuda en las montañas y, afortunadamente, logró obtenerla justo a tiempo.

Los escaladores decidieron entregar al gato a otro grupo de excursionistas que se encargaron de llevarlo hasta el valle y posteriormente con su familia. El pequeño felino ahora goza de la comodidad de su hogar, y su familia está agradecida por la ayuda que recibió su animal de compañía por parte de los excursionistas.

Erik y Cyril nunca olvidarán a su compañero de excursión felino y, seguramente, el amigable gatito tampoco olvidará a sus rescatistas.

Definitivamente, una historia que demuestra hasta dónde pueden llegar los animales en su lucha de sobrevivir.

Deja un comentario