in

Gorila lleva a su bebé a conocer a una madre y su recién nacido al otro lado del vidrio

Esta adorable gorila lleva a su bebé a conocer al recién nacido de una mujer a través del cristal del área de su exhibición

Cuando Emmelina Austin visitó el Franklin Park Zoo en la ciudad de Boston, Estados Unidos, no imaginó el vínculo que desarrollaría con ella una gorila llamada Kiki. La también madre se acercó desde el otro lado del vidrio para que su bebé gorila conociera a la mujer y a su pequeño recién nacido.

Canyon, el bebé de Emmelina atrajo toda la atención de la gorila. Mientras la familia Austin estaban explorando y disfrutando de las exhibiciones de gorilas en el zoológico, Kiki los sorprendió con su adorable y dulce reacción. La gorila miraba e intentaba acariciar al bebé de la mujer a través del vidrio de su exhibición.

La familia Austin vio a Kiki en compañía de su propio y encantador bebé gorila de unos 7 meses llamado Pablo. La amorosa gorila trataba de mostrarle el bebé de la mujer a su propio bebé, y se podía observar la emoción en sus ojos.

Michael Austin, el padre de Canyon, comentó a The Dodo:

“Mi esposa mencionó que sentía que podía entender su vínculo y podía ver cuánto se preocupaba por Pablo, ya que ahora ella es madre. Mi esposa levantó a nuestro hijo para mostrárselo a Kiki, que estaba al otro lado del recinto… luego Kiki agarró a Pablo y lo puso en su pierna para traerlo a nosotros».

Por unos minutos, Emmelina y Kiki se sentaron junto a sus bebés a centímetros de distancia, separadas por el cristal. Ambas se comprendían como madres, y realmente fue un pequeño momento único y emotivo.

«[Kiki] nos estaba hablando con sus manos. Pablo incluso empujó su rostro hacia el cristal en un momento y lo vieron, con la nariz tocándose, juntos. Mi esposa y yo teníamos lágrimas en los ojos».

Al parecer, esta no es la primera vez que la tierna gorila muestra interés por bebés de otras personas. De acuerdo con John Linehan, presidente y director ejecutivo de Zoo New England, que administra el Franklin Park Zoo, en una entrevista con Today comentó:

“Siempre bromeamos diciendo que si un bebé cae en nuestra exhibición, Kiki no se lo devolvería. Ella es tan maternal».

De acuerdo con el director del Zoológico, cuando Kiki estaba embarazada, le diagnosticaron placenta previa, una afección en la que la placenta cubre el cuello uterino. Debido a estas complicaciones la gorila tuvo que dar a luz por cesárea.

John cuenta:

“Tuvimos que separarlos por un par de días mientras Kiki se recuperaba. Eso siempre es un poco estresante. Pero Kiki continuó justo donde lo dejó e inmediatamente comenzó a amamantar nuevamente. Fue bastante increíble».

Esta gorila es una chica muy dulce, y sin duda está perdidamente atraída por los bebés y lo dejó muy claro cuando no pudo evitar acercarse para conocer al pequeño Canyon y a su madre, y seguramente para la familia Austin fue una de las experiencias más asombrosas que puedan recordar.

También te puede interesar:

2 Comments

Leave a Reply

Deja un comentario