in

Grupo de niños encuentra pobre gatita con las patitas rotas y hacen de todo para salvarla

Un día cualquiera, varios niños se encontraban jugando frente a una residencial donde vivían en Phoenix, Arizona, y encontraron a una pequeña gata lastimada. Rápidamente la llevaron con sus padres quienes la revisaron y se sorprendieron de lo lastimada que se encontraba.

La pequeña felina estaba herida y tenía yeso cubriendo sus patitas traseras. Uno de los padres sugirió de inmediato llevarla con Kathy Hamel quien es experta local en rescates de animales, y trabaja como directora de Arizona Shih Tzu y Small Breed Rescue.

Cuando me la trajeron, había una niña de unos 4 años que era una de sus rescatistas, ella la había llamado Cupcake, le dije que me encantaba el nombre y que lo mantendría

dijo Kathy.

Hamel y el vecino llevaron al maltratado gatito al veterinario para que la revisara y poder saber con claridad lo que le estaba pasando. Estaban preocupados por lo que tenía en sus patas, por su evidente desnutrición.

Debido a las condiciones físicas en que se encontraba la indefensa gatita, de haber seguido en la calle, seguramente no habría podido sobrevivir ni un par de días.

Tengo que admitir que nunca he visto algo así. Además del extraño conato de curación que alguien colocó en sus patitas. Era increíblemente pequeña

dijo Kathy.

Para empezar, el veterinario quitó los yesos, se notaba que fueron hechos de una forma rudimentaria, uno se desprendió con facilidad, pero el otro estaba muy apretado y la lastimaba. Tuvieron que remojarlo con agua para evitar que la gatita sufriera de dolor mientras lo sacaban.

Lo más increíble ocurrió cuando fueron quitaron del todo el yeso, las patitas de la gatita no estaban fracturadas ni lesionadas, y por la forma en cómo estaban colocados indican que fue algo realizado por un adulto. Alguien colocó yeso intencionalmente en las patitas de Cupcake y la dejó a su suerte

Cuesta entender la razón por la cual una persona es capaz de hacer algo así. Es un que merece todo nuestro rechazo. La tierna Cupcake soportó todo con valentía y estuvo de buen ánimo a pesar de lo que había sucedido.

Ella es una niña fuerte con un espíritu maravilloso, ha sido muy paciente con todos los tirones, los lavados, los termómetros y con el hecho de estar rodeada de innumerables personas, todos solo intentan ayudarla

comentó Kathy.

Cupcake estuvo por unos días más en las instalaciones de rescate para que recupere las fuerzas en sus patitas y también algo de peso. Al salir, se marchó con una nueva familia que la está esperando con los brazos abiertos.

Afortunadamente, por fin la vida muestra su lado bueno a Cupcake y podrá olvidar su triste pasado rodeada de todo el amor que siempre ha merecido.

También te puede interesar:

Deja un comentario