in

Historia del indigente que amó a un gatito callejero hasta su muerte: “Amor eterno”

Un joven extranjero pedía limosna en las calles de Arequipa en Perú para poder alimentarse y cuidar de gatito callejero. Un fatal accidente los separó para siempre.

Una fuerte amistad se forjó entre un gatito callejero y un indigente en Arequipa. Esta conmvedora historia inició en la ciudad de Mollendo, provincia de Islay, cuando Jorge Hernán Maldonado Muñoz, de 36 años, de nacionalidad chilena, encontró al felino entre la basura. El joven  buscaba desperdicios y ubicó al gatito, que tenía una grave lesión en el ojo izquierdo, estaba desnutrido y enfermo.

De acuerdo a EPA Noticias, Jorge decidió no abandonar al animal, pese a que no estaba en condiciones económicas de alimentarlo. Temía que el gatito perdiera la vida. Fue así que puso todo su esfuerzo para juntar algo de dinero y logró viajar hacia la ciudad de Arequipa. En este lugar, el joven volvió a reunir dinero y juntó cerca de S/40 (aproximadamente 11 dólares) tras pedir apoyo en las calles durante varias semanas.

Tras ello, acudió a la veterinaria «Mascotas» y logró que el animalito pueda ser intervenido de forma gratuita tras un apoyo de los dueños, debido a que se trataba de un caso social. El gatito, al que llamó Casimiro, estuvo bajo observación médica y logró recuperarse.

Días después, Jorge y su gatito Casimiro regresaron a las calles. Vivían en la vía pública, cerca del puente Grau del Cercado de Arequipa. Fue tanto el cariño entre ambos que eran inseparables. De acuerdo a personas que los conocían, al parecer, Jorge Maldonado sufría de alcoholismo y depresión.

Silvia Sánchez, una ciudadana comentó en las redes sociales. 

“Pese a que Jorge tenía alcoholismo, cuidó de Casimiro hasta sus últimos días, demostrando que algunas veces quien menos tiene es quien más da”

El 14 de marzo, Jorge Maldonado resbaló y se golpeó fuertemente la cabeza contra el pavimento cuando intentaba darle agua a su gatito Casimiro. El varón no volvió a levantarse. Un video da muestra de ello: el indigente cae al suelo y las personas siguen caminando con mucha indiferencia. Fue llevado de emergencia hacia el Hospital Honorio Delgado, donde horas después falleció.

Silvia Sánchez alertó en redes sociales que el cuerpo de Jorge estaba en la morgue de Arequipa varios días y nadie lo solicitó. Ante ello, emprendió una colecta solidaria para cremarlo y repatriar sus restos.

Los internautas lograron dar con la ubicación de familiares del joven en Chile y sus restos fueron velados tras el apoyo de varias personas.

El velorio se realizó en Arequipa y estuvo presente su fiel amigo, Casimiro. El gatito se acercó al ataúd y se dieron una eterna despedida. Tras ello, los restos de Jorge Maldonado fueron repatriados mediante el Consulado.

El caso ha generado bastantes reacciones en redes sociales y es que muchos internautas han lamentado que esta historia de amistad termine de una forma adversa. Así también, la narración se viralizó por la complicidad que tenía Jorge y Casimiro.

Algunos seguidores en la redes sociales finalmente señalaron:

“La indiferencia mata. Él ahora está en el cielo y protegerá a Casimiro desde allá”, “Qué tristeza”, “Un amor eterno”, “Que descanse en paz”

Deja un comentario