in ,

Hombre adopta a perrito de 16 años y se asegura de que sus últimos días sean los mejores.

Algo que debemos afrontar cuando tenemos un perro, es que no viven tanto como nosotros deseamos. Ellos nos acompañan en parte de nuestra vida, pero pasan toda su vida junto a nosotros, por eso siempre esperamos poder ofrecerles la mejor vida posible a nuestro lado. Sabemos muy bien que ellos lo merecen todo.

Así es como  piensa Zach Skow, cofundador de Marleys Mutts y Pawsitive Change Program, quien se cruzó con un perro adulto llamado Henry en el centro de rescate en Tehachapi, California. El perro de 16 años se veía algo gastado, tenía partes ásperas y grises en su pelaje, ya no era tan ágil ni enérgico como los otros perros del refugio.

Zach estaba realmente conmovido y no podía soportar la idea de que este perro pasara sus últimos años de esta forma. Así que sin pensarlo se ofreció para ser el padre adoptivo de Henry en marzo de 2021. Su objetivo era asegurarse de que Henry conociera gente nueva y también creara nuevos y felices recuerdos.

Debido a su edad, Henry tuvo algunos problemas para caminar con fluidez durante un tiempo, pero sorprendentemente el amable perro se esforzó por sacar energía de su interior y no pasó mucho tiempo antes de que pudieran verlo paseando y corriendo en el patio de Zach como si fuera un cachorro. Su padre adoptivo apenas podía creerlo.

Además de los problemas de la edad, a Henry le descubrieron que tenía cáncer testicular cuando estaba en el refugio. Por fortuna una cirugía le ayudó a superar la enfermedad. Este perro realmente estaba aferrado a seguir viviendo.

Zach no contaba con que Henry lo acompañara por varios años más. Él supuso que por su edad al perro le quedaban unos cuantos meses más o menos. Pero el perrito desafió día tas día esas probabilidades, y para sorpresa de Zach parecía más joven cada vez.

Por muy feliz que se sintiera por su progreso, Zach no podía quedarse con Henry mucho más tiempo, así que se puso en la tarea de encontrarle un hogar para siempre. Su objetivo, después de todo, era darle a este amoroso perrito los mejores años posibles.

Por supuesto, con esa energía y alegría que lo caracterizaba, no fue difícil para Henry encontrar un hogar a pesar de su edad. Su nueva madre lo adora locamente y lo cuida a cada paso, incluso comparte todo lo que hacen en su propia cuenta de Instagram.

Henry todavía tiene la energía suficiente para salir a caminar y disfrutar del sol. Le encanta el aire libre, y sabe que tiene una familia amorosa y muchos seguidores en las redes sociales.

Henry pasó de ser un perro mayor olvidado en un refugio, a convertirse en una querida mascota familiar y todo gracias a Zach, quien vio a Henry en ese refugio y supo que aún se merecía lo mejor de esta vida.

Deja un comentario