in

Hombre alimentó a un gato «sin hogar» por semanas y descubrió que estaba a 100 km de casa.

Un guardia de seguridad de un parque industrial, alimentó a una gata por semanas creyendo que el indefenso animal era de las calles. Luego de unas semanas se descubrió que su casa estaba a 100 km de distancia.

Todo comenzó cuando la gatita negra de 5 años de edad de nombre Ruby, se escapó de su vivienda en Brogborough, Reino Unido, en abril del año 2018.

Como vivía con su familia cerca de una parada de camiones de una carretera principal; se creía que se había subido a uno. Afortunadamente, dos años y medio más tarde, se ha podido encontrar de nuevo con su padre amado Jordan Harvey, a 100 km  de distancia.

Antes del tierno encuentro, un guardia de seguridad en Coventry, la había estado alimentando por tres semanas a la linda gata pensando que era “callejera”. El hombre de buen corazón decidió contactar finalmente a Cats Protection, una organización benéfica dedicada al bienestar de los gatos.

La idea inicial era que los voluntarios de la organización revisaran su situación actual, pero al investigar más de cerca vieron que tenía un microchip. Así que los trabajadores de la empresa comenzaron a obtener todos los datos del microchip y se dieron cuenta de que venía desde Bedfordshire.

El lugar indicado por le chip de datos personales quedaba a aproximadamente a 100 kilómetros  del lugar donde se encontraba la gata perdida.

Wendy Harris, voluntaria de Cats Protection, comentó a Bored Panda:

«Leighton Myers, un guardia de seguridad de un polígono industrial local, nos contactó acerca de un gato callejero que había estado alimentando, y una de mis voluntarias, Lorraine Conroy, salió para revisarla».

La voluntaria dijo que había accedido a todos los detalles de la base de datos del microchip, pero que no se pudo contactar telefónicamente con el dueño porque el número no estaba actualizado. Por lo que la voluntaria envió un correo electrónico al correo indicado, pidiendo al dueño del animal que se comunicara de forma urgente con la organización.

Anunciaron también sobre la situación de la gata perdida en su página de Facebook y después de un par de días sin respuesta, enviaron una carta al correo postal.

Wendy agregó:

«Ruby no estaba en tan malas condiciones, lo cual es extraño ya que no hay casas cerca de allí, pero tal vez alguien además del guardia la había estado alimentando».

En esos momentos, el guardia de seguridad salió a vacaciones, por lo que uno de los voluntarios de la organización iba todos los días al parque industrial para alimentar a Ruby.

Los voluntarios de Cat Protection de la ciudad de Bedfordshire, se ofrecieron para ir hasta la casa de Ruby, por si había una respuesta a la carta.

Wendy añadió:

«Su dueño me llamó como resultado de la carta y al principio pensó que era un engaño, ya que la gata había estado desaparecida desde abril de 2018».

También dijo que conduciría desde Bedford hasta Coventry, así que Lorraine volvió a donde estaba Ruby y la tentó con comida para atraparla. Luego de tenerla bajo su protección, la voluntaria del refugio animal llamó a su dueño quién partió inmediatamente  para encontrarse con su gatita perdida.

Wendy agregó:

«Cuando llegó Jordan, Ruby fue directo a él. Ella realmente sabía quién era y se posó sobre él. Esto demuestra lo importante que es colocar un microchip a sus gatos y mantener los datos actualizados».

El hombre estaba muy feliz de tener de nuevo a su gatita.

Jordan finalmente añadió en una entrevista a BBC:

«Me trajeron a mi pequeña niña y les estaré eternamente agradecido. No hay palabras para describir la felicidad que estoy sintiendo en este momento…».

Lo mejor de todo es que gracias al guardia de seguridad y a las otras personas de buen corazón, su gata estaba en casa sana y salva.

Deja un comentario