in

Hombre da de comer a animales callejeros vendiendo bolsos reciclados geniales

Existen personas que tienen un gran espíritu altruista pero además de eso poseen bastante creatividad y saben cómo ponerlo a funcionar para  ayudar a los demás. Un gran ejemplo de esta perfecta combinación es el emprendedor Wallace de Almeida, quien también estudia servicios sociales en Río de Janeiro, Brasil.

Este hombre ha emprendido grandes proyectos a lo largo de su carrera pero ahora ha descubierto que no sólo las personas necesitan de su ayuda y ha combinado sus habilidades manuales para brindarle apoyo a los perros y gatos de la calle.

Wallance empezó a servir de forma desinteresada en un comedor para personas sin hogar pero cuando vio que en esa humilde comunidad también había decenas de animales abandonados que decidían acercarse para mendigar un poco de comida , el hombre decidió actuar.

Después de pensar una manera de cómo podría cambiar la vida de estas criaturas de un modo sustentable, el sencillo hombre recurrió a sus habilidades de costura.

Wallance desempolvó sus conocimientos en sastrería y diseñó unas útiles bolsas de mercado hechas con materiales desechados. Almeida no sólo encontró el modo de alimentar a decenas de animales desamparados, sino logró un impacto positivo en el medioambiente.

Con sacos de alimento para perros y gatos, Wallance transforma eso que los demás desechan en unas hermosas bolsas para llevar las compras. Desde julio del 2019, el servidor social lanzó sus productos SustentaCão y con el dinero que ha que recauda  está ayudando a alimentar no sólo a los perritos que habitan cerca del comedor, sino que también ayuda a los gatos y perros que viven en las calles de los barrios Bangu y Padre Miguel en Río de Janeiro.

Las bolsas de Wallance han sido todo un éxito y aunque los ingresos no lo llevarán a convertirse en ningún millonario, sí le genera el dinero para continuar adelante con su misión altruista.

Su prometida Paula y su hermano le ayudan no sólo en la elaboración de las bolsas, sino también en el cuidado y seguimiento de los animales que se benefician con esta linda labor.

El brasileño trabajando arduamente en la creación de las bolsas de mercado. Los productos SustentaCão son vendidos por estos chicos por un módico costo de 15 reales, es decir unos 3$. Los puedes contactar a través de su cuenta de Instagram: @projetosustentacao

La iniciativa de Wallance ha sido aplaudida por diferentes organizaciones que reconocen la bella labor que está llevando a cabo este hombre.

A pesar del reconocimiento, el chico continúa con la misma humildad que le caracteriza y su gran compromiso por servir a los demás. Su círculo cercano le ayuda a fabricar cada bolsita con amor desde el patio de su casa. Por ahora, esperan adquirir otras máquinas para aumentar la producción y con ello los ingresos para ayudar a más criaturas necesitadas.

También te puede interesar:

Deja un comentario