in ,

Hombre sin hogar se reúne con su querida perrita en un refugio luego de encontrar un hogar juntos.

Kris Robinson, director interino del Senatobia-Tate County Animal Shelter, estaba sentado en la oficina principal cuando observó a una persona cruzando el patio. Se trataba de un joven que iba acompañado de cerca por un perro que parecía ser su mascota.

Kris comentó:

«Le dijo a la perrita que se quedara afuera y ella simplemente se sentó. Entró y dijo: Me pregunto si puedes quedarte con mi perrita».

El director le explicó que, tristemente, el refugio estaba lleno, pero que podía ver que él necesitaba ayuda y un poco de suerte en su vida. El joven bajó la cabeza y le confesó que no tenía donde vivir, que se estaba refugiando debajo de un puente y que simplemente no podía cuidarla.

Kris agregó:

«Además, dijo que: ‘Cuando me voy para buscar trabajo, espero que se quede y hasta ahora ha estado allí cuando regreso, pero yo solo estoy preocupado por ella’».

El hombre miró lo apegada que era la perrita llamada Jada, a su padre, por lo que decidió ayudarlo y le pidió que llenara un formulario de renuncia.

Mientras el joven daba un recorrido por el lugar, la perrita se aferraba a él y abrazaba su pierna, estaba un poco confundida.

Kris añadió:

«Se acercaba mucho a él y se sentaba, estaba muy asustada».

Finalmente, el adolescente se marchó y dejó una bolsa de comida para perros en el refugio, pero mientras se alejaba, Kris pudo notar que lloraba.

Para que se calmara un poco, Kris llevó a Jada a la oficina principal, pero la perrita seguía muy confundida porque su padre no estaba.

Kris comentó:

«Se subió a una de las sillas y miró por la ventana. Fui a la parte de atrás para hacer un poco de limpieza y cuando volví, estaba acostada con su comida».

Al siguiente día, Jada se sentía un poco más cómoda, pero Kris sabía que nadie lograría ocupar el lugar del padre de Jada. Entonces, el hombre decidió publicar la historia de la perrita en Facebook, para obtener ayuda, pero jamás imaginó el gran impacto de su publicación.

El director del refugio solo quería resaltar la acción del joven y su carácter, ya que no pidió nada, solo quería que jada estuviera bien.

En poco tiempo, empezaron a llegar mensajes de todo el país para cuidar de la perrita, pero el hombre quería una mejor ayuda para ellos. Por ello, Kris se comunicó con una familia local, que se ofreció para acoger tanto al joven como a su perrita, y quería ayudarlos.

Al comienzo, el joven no parecía estar muy convencido de aceptar la oferta, pero el director logró convencerlo y volvió al refugio para una reunión.

Kris agregó:

«Me puse en contacto con él y le dije: Mira, estas personas quieren ayudarte. Él dijo: ¿Qué quieres decir? ¿Quieren adoptarla? ¿Puedo ir a verla primero? Y le dije: No, amigo, te quieren ayudar».

Cuando el adolescente llegó al refugio acompañado de la familia que los iba a ayudar, el reencuentro con Jada no pudo ser más alegre.

Kris comentó:

«Ella corrió hacia él y saltó sobre él. Él simplemente la amaba y tenía una gran sonrisa en su rostro».

Ahora, Jada y su padre tienen un lugar al que pueden llamar hogar y allí están recibiendo la ayuda que tanto necesitaban desde un comienzo.

Jada está recibiendo atención médica, y el joven puede concentrarse en su educación, por lo que está poniendo todas sus cosas en orden.

Por otro lado, Kris no podría estar más orgulloso, ya que, gracias a él y a la amable familia, hay un perro menos en el refugio y un joven menos en las calles.

Deja un comentario