in ,

Hombres se detienen a ayudar a perro anciano que pedía ayuda para sobrevivir.

Un perro anciano callejero  creyó que su vida se había terminado en el momento en que decidió lanzarse al suelo y que sucediera lo peor.

Su dolor y desanimo era tanto que solo quería colgarse sus alitas, pero algo mágico sucedió cuando un vecino lo reportó con los voluntarios de Animal Aid Unlimited (India) y estos llegaron para salvarlo.

Siempre se aplaude la labor de tantas fundaciones y rescatistas independientes que entregan su vida por salvar a los más indefensos y la transformación que ha tenido Bhaloo es prueba fehaciente de ello.

Este perro anciano estuvo a punto de morir, tenía una herida causada por otro perro callejero. En la situación hostil en la que sobreviven conociendo el peor lado de la humanidad, es normal que reaccionen de manera agresiva en algunos casos.

Este perro anciano ya había pasado por muchas cosas en su vida, años de pasar hambre, enfermedad y soportar malos tratos, pero ese encuentro con aquel can lo dejó pendiendo de un hilo.

El indefenso Bhaloo parecía no tener más fuerzas para soportar lo injusto que el mundo había sido con él, así que se acostó en el suelo a esperar que todo terminara.

Cuando sus rescatistas llegaron, la infección en su cabeza a la altura de la oreja se veía muy mal, estaba infectada y necesitaba atención médica inmediatamente. Dada la situación, el perro anciano fue trasladado a la clínica en la que debieron amputar su orejita.

Esta se había vuelto necrótica dado el grado de la infección y no había más opción que cortarla para lograr estabilizarlo. En ese punto los signos vitales del pobre Bhaloo eran muy bajos.

Pero resultó que el perro anciano solo necesitó un gesto de atención para saber que le importaba a alguien y decidió aferrarse a la vida. Luego de la cirugía, Bhaloo demostró la fortaleza de la cual estaba hecho y salió del estado de gravedad.

A partir de ese instante entró en observación y rehabilitación. Fueron necesarias cinco días para lograr que el perrito comenzara a levantarse y mostrara signos de mejoría.

Tras esa primera semana de tratamiento, aquel olvidado perro anciano era completamente otro. Su tristeza y falta de esperanzas desaparecieron y, aunque no tendría más su oreja derecha, estaba feliz de que el dolor hubiese terminado.

Lo mejor de todo es que a su alrededor estaban personas maravillosas que lo llenaron de amor y pronto se ganaron su confianza y amor. Este perro anciano por el que nadie apostaba ni se preocupaba en aquella calle tan transitada resultó ser una hermosura de ser y además súper cariñoso.

Bhallo no sabía cómo más expresarle todo su agradecimiento a sus rescatistas , así que a diario juega con ellos y los llena de besos.

Debido a su edad y todo el horror que pasó, los rescatistas han acordado mantener al perro anciano en el refugio hasta el final de sus días. Ellos mismos se encargaran de sus cuidados y alimentación, como lo han hecho hasta ahora.

Sin duda, estas personas hacen una labor hermosa y la verdad reciben tan poco, parece que son expertos en multiplicar los escasos donativos que les llegan, aunque tampoco pueden hacer magia. Por eso esperamos que historias como estas te inspiren a ayudarlos, cada pequeño donativo cuenta y así ellos seguirán salvando vidas.

Deja un comentario