in

Ingresan con gato escondido al hospital para que vea a su abuelo por última vez.

Nunca vamos a estar preparados para despedir a un ser querido, es una experiencia que nadie quiere vivir, simplemente sucede. Como lo es esta historia de Paul Lewis, un abuelo que perdió la batalla contra el cáncer y necesitaba ver a Coco, su adorable gato de 19 años, antes de partir.

La familia de Paul arriesgó todo para cumplir con su último deseo, así eso incluyera algunas penalizaciones por parte del hospital Muswellbrook, en la región de Hunter, de Nueva Gales del Sur.

Paul tenía cáncer de intestino y riñón, y luego de ingresar en el hospital su salud se deterioró rápidamente, fue entonces cuando su nieta Alisha Foti, y su familia decidieron organizar un plan para que su abuelo viera a su mejor amigo por última vez.

Alisha, su compañero Shane y el tío Matthew idearon un buen plan para meter a Coco en un bolso, y llevarlo al hospital.

No fue un trabajo fácil, pero lo lograron. Estas emotivas imágenes muestran el momento cuando el abuelo recibe la inesperada visita de su mejor amigo, el gato de la casa.

Los jóvenes se aseguraron de guardar al gato con mucho cuidado y tranquilizarlo durante el trayecto para entrar en el hospital hasta llegar a la habitación del anciano sin que nadie los viera. Afortunadamente, antes de que el abuelo Paul falleciera por insuficiencia renal, su mejor amigo frino le dio una despedida sorpresa.

Lo único que querían estos nietos era cumplir con el último deseo de su abuelo y que se pudiera despedir de su amado gato.

También te puede interesar:

Deja un comentario