4 tablas de madera + cabuya = casa gatuna con rascador incorporado (3/5)

Si no tienes una vieja mesa similar a esta o no quieres gastar demasiado comprando una, basta con que consigas cuatro tablas de madera (lacada o sin lacar), unos cuantos clavos, un martillo, algo de cabuya y la manta preferida de tu gato para hacer este hermoso nicho.

Instrucciones.

  • Ata alrededor de una tabla (o varias) el hilo de cabuya hasta cubrir una superficie de al menos 15 centímetros.
  • Asegura las tablas con dos clavos en cada esquina consiguiendo un cubo sin fondo como el de la imagen.
  • Haz del nicho un lugar acogedor poniendo en su interior la manta preferida de tu gato.
  • Así de sencillo: tu gato podrá estrenar una elegante cama.

Deja un comentario