Australia construyó una valla de 44 km para evitar que los gatos sigan cazando. (30/32)

Deja un comentario