Cinta adhesiva doble (7/7)

Pega un par de tiras de cinta adhesiva doble-faz sobre las superficies en donde no quieres que tu gato pose sus patas. Al intentar trepar, tu gato se encontrará con la sensación molesta de la cinta adhesiva y después de pocos intentos desistirá, ya que asociará esa superficie con una sensación que prefiere evitar. 

Deja un comentario