Cómo evitar agarrar a un gato (5/5)

Así como hay modos apropiados de sostener a un gato, existe algún que otro inapropiado.

  • No es recomendable sostener a un gato por las axilas entre nuestros dedos índices y pulgares. No solo es muy incómodo para el animal, sino que además es algo inseguro. El espacio que conecta sus patas delanteras con su torso es un músculo y podrías lastimarlo si lo recoges y queda colgando de allí.
  • Tampoco es buena idea cargarlo por las patas delanteras, pues puede sentir miedo de caerse y moverá sus patas traseras de tal manera que podría arañarnos.

¿A tu mascota le gusta ser cargado?

Deja un comentario