La CIA intentó convertir a un gato en espía, colocando un micrófono en su oído (7/22)

En la década de 1960, la CIA intentó convertir a un gato en espía, colocando un micrófono en su oído y un transmisor de radio en la base de su cráneo. Ella de alguna manera sobrevivió a la cirugía pero fue atropellada por un taxi en su primera misión.

Deja un comentario