INSANO (8/8)

Este tobogán situado en Brasil cuenta con 41 metros de altura, los bañistas pueden alcanzar los 105 km/h de velocidad, con un trayecto de poco más de 4 segundos. Es tan alto como un edificio de 14 pisos, lo que lo hace tan extremo es su caída, que es tan empinada que hace que la gravedad tenga un papel importante en su trayecto.

Deja un comentario