Machu Picchu – Cuzco (6/26)

Es incuestionablemente una de las maravillas del mundo, que expresa el talento constructivo de los antiguos peruanos en armonía con el imponente paisaje de su entorno. Se desconoce el nombre que originalmente le correspondía, pero hay certidumbre que su construcción se remonta a la segunda mitad del siglo XV, cuando gobernaba el soberano Pachacútec. Su función podría explicarse en el marco de un gran proyecto estatal dirigido a ampliar la frontera agraria en la comarca de Vilcabamba. Además de centro administrativo, debió ser sede de culto y de ceremonias destinadas a ganar la benevolencia del numen o divinidad que se presumía tenía dominio pleno sobre las alteraciones climáticas, como el fenómeno de El Niño, que estropeaba los cultivos y hacía asomar el fantasma del hambre.

Deja un comentario