No limpias tu celular por fuera y “por dentro” (10/11)

El constante uso de este aparato provoca que sea un centro de almacenamiento de gérmenes. Para cuidar tu propia salud, deberías preocuparte de pasarle un pañito de vez en cuando, de preferencia toallas anti bacteriales.

El “interior” de tu teléfono igual necesita un trato especial. Tener un antivirus y limpiar el historial y los registros de forma periódica no sólo lo mantendrá “saludable”, sino que además funcionará más rápido. Como ves, es un beneficio para ambos.

Deja un comentario