«Rademenes» es un enfermero en un refugio de animales (2/14)

Rademenes ingresó al refugio de animales polaco cuando tenía 2 meses. El gatito tenía una neumonía incurable, y los dueños decidieron sacrificarlo para terminar con su sufrimiento. Sin embargo, la veterinaria local curó al pequeño y, en agradecimiento a ella, Rademenes comenzó a trabajar como enfermero. Hoy, el pequeño felino ayuda a los que están en problemas: acompaña a los animales durante las operaciones y los calma durante procedimientos terribles, por ejemplo, cuando están con sueros.

Deja un comentario