in

Joven adoptó a un perro con un tumor para que viviera sus últimos días rodeado de amor

En Argentina, un hombre llamado Luciano le dio el regalo de despedida más hermoso a un perro con un tumor, cuando decidió adoptarlo para que viviera sus últimos días rodeado de amor. El joven había tomado la decisión de tener al perro en su hogar durante sus últimas semanas de vida.

El perro, al que llamó ‘Thanos’, antes de ser adoptado se llamaba ‘Coconut’ y ya había sido rechazado por varias familias debido a su enfermedad.

Por fortuna para Thanos, apareció Luciano en su vida, que al conocer su triste historia, inmediatamente quiso hacer algo para cambiar sus últimos días de vida. Thanos, había sido diagnosticado con cáncer, el cual se extendió rápidamente llegando hasta su cabeza y causando el crecimiento de un tumor masivo.

El perro vivía con una familia, pero al ver que debido a la enfermedad sería muy difícil cuidarlo, decidieron abandonarlo. Luego fue acogido por otras familias, pero tampoco pudieron manejar su condición, por lo que fue devuelto al refugio, donde conoció a Luciano.

Cuando el joven de 21 años conoció a Thanos, su historia y que le quedaban pocos días de vida, solo pensó en una solución.

Luciano estaba conmovido, y su gran corazón le decía que debía adoptar a Thanos, llevarlo a su casa y brindarle mucho amor en sus últimos días que le quedaban en la tierra.

Luciano comentó.

«Salí con un pedazo de mi corazón en la mano».

Sin duda, el joven estaba dispuesto a hacer que los últimos días de Thanos fueran especiales, pero todavía no aceptaba que no pudiera hacer algo por la salud del animal. Así que, el joven llevó a Thanos a diferentes veterinarios especialistas, con la esperanza de que pudieran operarlo y alargar su vida.

«Me resultó difícil adaptarme a la idea del poco tiempo que pasaríamos juntos. Lo llevé a un veterinario de células madre para ver qué podíamos hacer, buscando un poco más de esperanza (ya que le habían dado 40 días de vida) y me dijo que no hay tratamiento que extienda ese tiempo».

Al conocer su triste noticia, Luciano simplemente decidió que aprovecharía al máximo, el poco tiempo que tendría a Thanos como su mascota amada. Pasaban mucho tiempo juntos; Luciano lo mimaba y acariciaba tanto como pudiera, Thanos parecía estar feliz, incluso jugaba y se acurrucaba como cualquier otro perro.

A la pareja de amigos no le importaba para nada la mortal enfermedad, solo querían aprovechar el tiempo y disfrutar de la mayor cantidad de momentos felices.

Lamentablemente, después de varias semanas de felicidad y amor, Thanos no soportó la feroz enfermedad y falleció. Luciano estaba destrozado y desconsolado, pero se despidió deseándole un “Buen viaje” en las redes sociales y escribiendo: “Te amaré por siempre”.

Aunque es muy difícil aceptar que nuestras mascotas solo duren un tiempo limitado en la tierra, en nuestros corazones quedarán grabadas por siempre.

Gracias a Luciano, Thanos pudo vivir sus últimos días llenos de amor y seguramente estará descansando en paz y agradecido por su buen corazón.

También te puede interesar:

Deja un comentario