in

La muda de pelos en gatos y como superarlos

Los gatos mudan su pelo durante todo el año, durante la primavera, los gatos se quitan su grueso pelaje para prepararse para el verano. Durante el otoño, el clima se enfría, por lo que tu gatito necesita una capa adicional de pelo esponjoso para mantenerse caliente.

Aunque especialmente en los meses de primavera y verano, donde los cambios climáticos son más acentuados, es cuando observamos una mayor caída.  Además hay que saber que el pelo muerto del gato puede causarle irritación y es por eso que debe eliminarse mudándolo.

La muda del pelo es un proceso natural e importante para que los gatos mantengan su pelaje en buenas condiciones.

En este artículo de TGC te damos las claves de este proceso y algunos aspectos a los que prestar especial atención, así como productos que te ayudarán a que tu pequeño felino supere sin sobresaltos esta etapa.

¿Qué es la muda de pelo en los gatos?

La muda es la renovación del recubrimiento que envuelve la piel de un animal. En los gatos, la muda consiste en la renovación de su pelaje para dar paso al nuevo que está creciendo internamente.

¿Cuándo se da la primera muda de pelo en gatos?

Los gatos bebés tienen un pelo más suave, que le acompañará durante sus primeros 5-8 meses de edad. A partir de ese momento es cuando empieza a cambiar el pelo un gato bebé y lo hace hasta que alcanza su máximo crecimiento y desarrollo.

En esta primera muda podemos ver pelos del pequeño felino por toda la casa y es importante comenzar con los hábitos de higiene del pelaje, acostumbrándole al cepillado e incluso bañado.

¿Qué cantidad de pelo es normal que muden los gatos?

No hay forma de saber qué nivel de muda de pelo es normal, ya que varía significativamente entre las diferentes razas. Sin embargo, si tu gato tiene partes de su cuerpo sin pelo o pierde mucho más pelo de lo habitual, esto puede indicar un problema de salud subyacente, como una alergia, una dieta desequilibrada, estrés u otros problemas médicos. En ese caso es recomendable consultar a un veterinario.

Riesgos de la muda de pelo en gatos

En principio, una muda natural y sana no debe dar problemas. El problema que puede dar un elevado cambio de pelo en un gato es a partir de su acicalamiento.

Los gatos se acicalan más de una vez al día durante este proceso su lengua se lleva pelos sueltos que se están cambiando, junto a otros que arranca debido a las características de las papilas de su lengua. Es entonces que tras varios acicalamientos, puede tragarse mucho pelo que acabará en su aparato digestivo, formándose así las bolas de pelo pueden llegar a obstruir de forma parcial o total el tránsito intestinal, lo que ocasionará signos clínicos de cuerpo extraño en el felino, como son los vómitos y la pérdida de apetito o anorexia.

¿Qué hacer cuando un gato muda el pelo?

Si no retiras el pelo muerto que queda en el cuerpo de tu gato, éste lo hará por ti con su lengua. En realidad, es su forma natural de retirarlo, pero siempre es mejor ayudarles. Para ello existen los cepillos especiales para gatos.

La función de los cepillos es eliminar su pelo muerto. Se debe cepillar en la dirección del pelo pero también a contrapelo, a ser posible todos los días, especialmente en el periodo de muda. Se debe cepillar de una a dos semanas en gatos de pelo corto y el doble en los de pelo largo.

Otra cosa que debemos hacer es bañarlo, durante esta acción se arrastrarán de forma muy eficaz muchos pelos muertos, que posteriormente se acabarán de retirar con el cepillado. Lo ideal es acostumbrar a un gatito desde pequeño para que no sea un momento muy estresante ni traumático.

Alimentación especial para muda de pelo

Los gatos tienden de manera natural a retirar esos pelos muertos con su lengua, tras lo cual los ingieren y los expulsan con las heces. Pero los mininos de pelo largo y los adultos con un sistema digestivo más delicado podrían encontrar dificultades a la hora de expulsar el pelo de esa manera. Por ello existen piensos para gatos especiales para muda, que cuentan con mayor contenido de fibras solubles e insolubles, para mejorar el tránsito intestinal evitando aglomeraciones y aumentando la viscosidad de dichas heces.

Si un gato tiene problemas para eliminar los pelos que están en su sistema digestivo, su instinto animal le inclina a ingerir hierba o plantas como la valeriana. Su función es mejorar el tránsito intestinal, pero también favorecer la regurgitación como alternativa a la expulsión por heces.

Otra solución cuando hay obstrucción por bolas de pelo es la malta para gatos. Se trata de un fuerte laxante que favorece la evacuación por medio de las heces.

La malta es una pasta que se puede ofrecer al gato de formas muy diferentes, como por ejemplo sola, en la comida o aplicada en una pata para que tu minino, cuando se lama, la ingiera al mismo tiempo. Es un método bastante efectivo, pero debido a su potencia, debe usarse bajo consejo veterinario.

También te puede interesar:

Deja un comentario