in

La rinotraqueítis en gatos: síntomas, tratamiento y prevención

La rinotraqueítis en mininos es una enfermedad vírica muy común, sobre todo en los gatitos más jóvenes. Afecta a las vías respiratorias altas y es muy contagiosa, curable si la tratamos a tiempo. En caso contrario puede ser mortal. La mayor parte de los casos están provocados por uno de los dos virus de la rinotraqueítis felina o por ambos: el herpesvirus felino y el calicivirus felino. ¿Cuáles son los síntomas de la rinotraqueítis en gatos?

síntomas de la rinotraqueítis en gatos

Causas de la rinotraqueítis en gatos

Como mencionamos la causan dos tipos de virus: el herpesvirus y el calicivirus. En un gato pueden estar presentes ambos o solo uno de ellos.

El herpesvirus suele producir una sintomatología más grave. El calicivirus origina menor secreción nasal pero es responsable de las úlceras bucales que pueden apreciarse en la lengua, el paladar e incluso la nariz. Algunas cepas de calicivirus causan cojeras en gatitos.

Estos virus se transmiten mediante las secreciones orales, nasales y oculares. El daño que producen en el organismo es aprovechado por bacterias, que ingresan en el cuerpo y dan lugar a infecciones secundarias que van a requerir tratamiento antibiótico.

Síntomas de la rinotraqueítis en gatos

La infección por herpesvirus provocan síntomas durante dos a cuatro semanas. En el caso del calicivirus, las señales de enfermedad se dan a lo largo de 7 a 14 días. Entre los signos de rinotraqueitis felina destacan:

  • Estornudos
  • Lagrimeo
  • Fiebre
  • Mucosidad nasal
  • Conjuntivitis
  • Blefaroespasmo
  • Hipersalivación
  • Tos
  • Pérdida del apetito
  • Apatía

síntomas de la rinotraqueítis en gatos

Tratamiento de la rinotraqueítis 

El tratamiento que se administra va dirigido a ayudar a mantener en lo posible el estado general del animal y a eliminar las posibles infecciones secundarias causadas por bacterias.

  • El tratamiento con antibióticos se utiliza para controlar las posibles infecciones bacterianas secundarias.
  • Si el gato está deshidratado habrá que instaurar un tratamiento de reposición de líquidos y electrolitos (fluidoterapia).
  • Los cuidados generales son fundamentales para conseguir una recuperación satisfactoria. Es preciso limpiar todas las secreciones, los orificios nasales no deben quedar obstruidos y los párpados deben permanecer abiertos. La boca debe mantenerse tan limpia como sea posible.
  • Intente que los gatos con úlceras en la boca coman una dieta especial (por su textura y contenido).
  • Antiinflamatorios.

Prevención de la rinotraqueítis en gatos

Ya que existe vacuna contra esta enfermedad, la mejor prevención es la implantación de un correcto calendario de vacunaciones. Las vacunas no garantizan una protección completa pero sí ayudan a que el gato, si se infecta, pase la enfermedad de una manera más leve.

Para resumir, las vacunas presentan el virus al organismo, desencadenan la reacción del sistema inmunitario y crean memoria, de forma que, si se produce el contacto con el virus de manera natural, ya están preparadas las defensas.

También te puede interesar:

Deja un comentario