in ,

¿Las mujeres embarazadas deberían de evitar los gatos?

El embarazo es el proceso más importante de toda mujer que siempre ha querido tener hijos, por ello siempre buscan que todo sea perfecto.

 Muchas veces se  ha escuchado que tener un gato puede ser dañino para el feto y que lo mejor es alejar al animal del hogar. Pero, ¿es cierto?

La verdad es que los gatos, sí expulsan un parásito en sus heces que puede ser dañino para un feto. Se trata del parasito toxoplama gondii. Pero este parásito también se contrae fácilmente de otras maneras, no sólo a través de los gatos. Y hay muchas maneras de prevenir que este parásito afecte al feto, así que las futuras madres no necesitan ahuyentar a los gatos por temor de la salud de su bebé.

Antiguamente se creía que el felino podría causar deformaciones en el feto y causar ciertos riesgos en el embarazo, pero lo cierto es que solo es necesario contar con una limpieza adecuada en el hogar.

La toxoplasmosis 

Es una infección causada por un parásito llamado Toxoplasma gondii, el cual normalmente causa síntomas mínimos o permanece completamente sin ser detectado en la mayoría de humanos y animales. Los gatos propagan el parásito a través de sus heces después de comer animales pequeños contaminados como aves o roedores. Aunque rara vez los gatos son afectados por la infección, los parásitos que expulsan son potencialmente peligrosos para el embarazo humano.

La toxoplasmosis no sólo se transmite en los excrementos de los gatos, sino también a través de carne contaminada. Una persona es tan propensa, si no es que más propensa, a contraer la infección por comer carne cruda o mal cocida infectada. Incluso, sólo manipular la carne y no lavarse las manos después, puede propagar la infección.

“Las evidencias científicas disponibles en la actualidad demuestran que el contagio de toxoplasmosis de felinos a personas, incluidas mujeres gestantes y enfermos de SIDA, es altamente improbable siguiendo unas normas básicas de higiene”, menciona un informe representado por la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) y los veterinarios.

Es importante mencionar que este estudio fue publicado por el Grupo de Estudio de Medicina Felina de AVEPA (Gemfe). Donde también se afirma que es «completamente injustificado el abandono o el rechazo de los gatos en caso de un embarazo”.

¿Cómo evitar el contagio de toxoplasmosis durante el embarazo? 

Para mantener un embarazo sin riesgo de contagio es importante consumir carnes cocinadas a altas temperaturas durante 10 minutos o congelarla a -20ºC durante dos días.

Asimismo, deberás lavar correctamente todas las frutas y verduras con agua hervida o filtrada. Además, si deseas tomar agua deberá ser de una botella y no del caño.

En caso tengas que realizar las labores de limpieza del arenero del gato, es importante utilizar una pala especial y mantener las manos siempre con guantes. Lo recomendable es evitar hacer este tipo de actividades porque puede ser riesgoso en caso no use guantes o mascarilla.

Si una mujer embarazada limpia la caja de arena de un gato infectado, ella está expuesta a Toxoplasma gondii. Si la mujer toca su boca después de estar en contacto con el parásito, ella se puede infectar y poner a su feto en un riesgo de complicaciones serias, ya sea en el nacimiento o posteriormente en la vida.

¿Qué daño produce la toxoplasmosis?

Al momento de nacer o antes, Toxoplasma gondii puede causar serias infecciones oculares u otros problemas en los ojos, daño cerebral, o incluso un niño que nazca muerto o un feto abortado. Y aunque muchos bebés infectados con toxoplasmosis pueden no mostrar algún síntoma al principio, eventualmente pueden sufrir de ceguera o retraso mental como resultado.

Además, las futuras madres no sólo deberían tener precauciones con las heces de los gatos, sino también tener cuidado cuando se manipule carne cruda. El riesgo de infección de toxoplasmosis es más alto si las mujeres embarazadas comen carne cruda o mal cocida, o si manipulan carne cruda sin lavarse inmediatamente las manos.

Así que cuando se anuncie la alegre noticia de una llegada próxima de un bebé, no será necesario deshacerte de tu gato, aliméntelo sólo con comida empacada para gatos, y haga lo posible por evitar tocar su caja de arena sin protección.

Deja un comentario