in ,

Mi gato tiene dolor, ¿Le puedo dar paracetamol?

Auto medicarse es un problema común en muchas personas. Debido a ello, hay personas que deciden dar el mismo medicamento que les recetaron a ellas a su felino.

Este es un hábito peligroso que puede poner en peligro la vida del animal, ya que aunque tenga la misma enfermedad que nosotros tuvimos, el cuerpo es distinto.

El paracetamol está indicado para el dolor, este medicamento está en cualquier hogar porque se toma con regularidad por los humanos para los dolores de cabeza o los dolores musculares. Pero este medicamento es muy tóxico en los gatos y solo una pastilla podría matarle, es como si le estuvieras dando veneno.

¿Qué es el paracetamol?

El paracetamol es un medicamento antiinflamatorio y antipirético (disminuye la temperatura corporal en caso de fiebre) que resulta tóxico si se toma en dosis más altas de las recomendadas. Si esto ocurre, el hígado puede acabar muy dañado.

¿Por qué no dar paracetamol a un gato?

Cuando damos paracetamol a nuestras mascotas lo que estamos haciendo en realidad es intoxicarlos. Este fármaco se encuentra actualmente prohibido para perros, debido a que su sensibilidad es mucho mayor que en los humanos, sin embargo, dar paracetamol a un gato es aún más peligroso, dado que los felinos tienen una sensibilidad aún mayor que los perros.

Cuando un gato consume paracetamol comienza a mostrar síntomas entre las 3 a 10 horas luego de su ingesta. Los gatos no pueden metabolizar de forma correcta este fármaco, por lo que comienzan a morir las células de su hígado, ocurriendo, en los casos más graves, la muerte de la mascota entre las siguientes 24 a 72 horas de ingerido el medicamento.

Síntomas de intoxicación en gatos y tratamiento

La intoxicación por paracetamol es especialmente importante en el gato ya que una única dosis (600 mg) puede provocar un cuadro grave de intoxicación. Los síntomas más comunes son:

  • Debilidad
  • Vómito
  • Diarrea
  • Depresión
  • Coloración morada o azulada de las mucosas
  • Babeo excesivo
  • Problemas para respirar y/o convulsiones.
  • Ptialismo
  • Edema subcutáneo (extremidades y cara)
  • Ictericia

Así, si sabes que ha tomado, o sospechas que lo ha hecho, debes llevarlo al veterinario lo antes posible. Una vez allí, le harán un lavado de estómago con el fin de eliminar cualquier resto de medicamento.

Consecuencias del uso del paracetamol en gatos

Las consecuencias más importantes son:

  • La conversión de la hemoglobina en metahemoglobina (no efectiva en el transporte de O2).
  • Oxidación de la hemoglobina,
  • Formación de cuerpos de Heinz
  • Hemólisis
  • Necrosis hepatocelular, aunque ésta es una característica más frecuente en el perro.

Para que el paracetamol funcione debe metabolizarse por el hígado pero en los gatos este paso genera una sustancia tóxica que produce grandes complicaciones. Por un lado causa un grave daño en el hígado y por otro afecta a los glóbulos rojos dificultando su capacidad de llevar el oxígeno, produciendo algo parecido a una asfixia de las células.

¿Qué debo hacer si mi gato ha ingerido paracetamol de forma accidental?

Si le has dado paracetamol a tu gato o crees que lo ha tomado de manera accidental, tendrás que llevarle al hospital veterinario inmediatamente. El tiempo que transcurre es esencial para tratar la intoxicación que le causa este medicamento.

El  veterinario sedará a tu felino y le dará un medicamento para evitar que tu gato absorba en su organismo más cantidad de paracetamol. En algunos casos el lavado de estómago será necesario.

Además puede que le pongan suero intravenoso y otros cuidados de apoyo como oxígeno o transfusiones de sangre. Dar acetilcisteína para ayudar a prevenir una mayor degradación tóxica. Desafortunadamente, si tu gato ya muestra signos de intoxicación por paracetamol, aún puede morir incluso con atención veterinaria.

Si crees que tu gato tiene dolor o que no está bien de salud, tendrás que acudir a tu veterinario lo antes posible, para que sea examinado y poder determinar que hacer.

Deja un comentario