in

Monito se despide de su cuidador con un besito en su ataúd.

Un desgarrador momento sucedió en Sri Lanka y la actitud del mono se viralizó en las redes sociales

Peetambaram Rajan, un hombre  de 56 años, falleció tras contraer una enfermedad repentina en su casa junto al bosque en Batticaloa, Sri Lanka. Pero su funeral tuvo un detalle muy singular y tierno: su mono le acarició la cara y lo despidió con un tierno beso.

Durante su vida, formó un vínculo muy estrecho con un langur gris salvaje, a quien alimentaba todos los días con frutas y galletas en su vivienda.

En el corto clip, que se volvió viral, se puede ver como el amigo primate del difunto aprovechó la oportunidad para despedirse y dar su último adiós cuando los familiares llevaron al mono al funeral. El langur se posó en el borde del ataúd abierto de Rajan y le acarició suavemente la cara.

 

Luego, el mono siguió con las muestras de cariño y lo besó en la cabeza, despertando ternura no solo entre los presentes sino también en las redes sociales. Eventualmente, los familiares se vieron obligados a alejar suavemente al mono angustiado lejos de la escena, tras intentar agarrar la mano de su amigo para no soltarse.

El video se compartió en las redes sociales y conmovió a miles de internautas amantes de los animales en todo el mundo.

Algunos comentarios de los usuarios  al ver el conmovedor episodio dijeron:

“Ese hombre se ha ganado el amor”, “Respeto” y “Muy conmovedor” 

El langur es una especie de primate y endémico de la zona centro-oriental de la India, donde es considerado sagrado. Se caracteriza por ser de color gris o pardo en el que destacan la cara y las manos negras.

Una de las leyendas más importantes cuenta que el primate se quemó la cara y la cola al incendiar la ciudad del demonio Rávana, en Sri Lanka. Ese mito podría provenir del aspecto del langur.

Deja un comentario