in

Mujer descubre que su gato tenía un mejor amigo en el refugio, decide juntarlos para siempre.

Cuando un gato sin hogar, llamado Dwight, llegó por primera vez a un refugio local de animales en Kennebunk, Maine, su futura dueña no tardó mucho en encontrarlo y enamorarse de él en un instante. Había deseado adoptar un gato durante años, y tan pronto como vio a Dwight, supo que él era el indicado.

Contrario a lo que se suele pensar sobre la personalidad de los gatos, Dwight sorprendió gratamente a su nueva humana, Megan Marsh, con su dulzura.

Es el más dulce. Nunca había tenido un gato antes que él y estaba preocupada de que fuera distante. Afortunadamente Dwight no es así. Desde el primer día le encantaron las caricias, los besos y los abrazos. Me sigue por mi departamento, tiene que estar conmigo en todo momento y se acuesta en mi cama todas las noches

comentó la mujer.

Pese a su gran ternura, el pasado de Dwight era un misterio y Megan prácticamente no sabía nada de él, hasta que su anterior dueña contactó con ella para contarle todo sobre su vida. Fue así como Megan supo que su gatito fue encontrado en las calles de Mississippi y tuvo un hogar temporal antes de llegar al refugio de animales en Maine, lugar en donde finalmente encontró su hogar para siempre.

Mientras Dwight estaba en su hogar temporal, conoció a otro gato adoptivo llamado Conan, y ambos se hicieron los mejores amigos. Pasaron más de un año haciendo todo juntos, hasta que llegó el momento de que Dwight se fuera a Maine.

Después de varios meses, llegó el momento de que Conan fuera al refugio de Maine y su madre temporal decidió contactar con Megan para intentar que la pareja se reuniera nuevamente.

Al comienzo, Megan dudó en adoptar a Conan, porque temía que el espacio en su departamento no fuera suficiente. Pero, después de mucho reflexionar, concluyó en que era lo mejor que podía hacer por su amado gatito.

Él y Dwight se recordaban y eran amigos una vez más. De hecho, el primer día me levanté a media noche y encontré a los dos acurrucados en la pequeña cama de Dwight. ¡Fue la cosa más linda! Ahora son inseparables. Si uno está cerca, el otro también está allí. ¡Está claro que fue la mejor decisión!

Conan y Dwight estuvieron separados durante siete meses, pero tan pronto como se reunieron, fue como si nada hubiera cambiado. Instantáneamente volvieron a ser mejores amigos y están encantados de que así sea por el resto de sus vidas.

También te puede interesar:

Deja un comentario