in

Mujer gasta 5.500 dólares al año en sus palomas que tienen su propia habitación, armario y cochecito.

Las palomas de Meggy Johnson no solo tienen su propio dormitorio, sino que también tienen un propio guardarropa lleno de atuendos, y un carrito para pasear. La mujer de Louth, Lincolnshire, Inglaterra, rescató a las dos palomas llamadas Moose y Sky cuando solo eran unos polluelos.

Aunque las palomas tuvieron una historia distinta de rescate, ambas necesitaron de la misma atención para poder sobrevivir y prosperar en sus vidas. La joven de 23 años las alimentó a mano a través de un tubo las 24 horas del día y durante seis largas semanas.

Ella las cuidó hasta que se recuperaron por completo de sus problemas y se volvieron tan mansas y obedientes como cualquier otra mascota.

Desde ese momento, Meggy decidió brindarles todos los lujos posibles a sus aves para que disfrutaran de la vida que siempre merecieron tener, y gasta unas 4.000 libras esterlinas (más de 5.500 dólares) al año en ello.

Meggy comentó a METRO:

«Tienen su propio dormitorio convertido, que es su espacio, y tienen todas sus pequeñas perchas, juguetes y guardarropa. Viven la vida del lujo».

Sin duda, son amantes de la moda, por lo que su guardarropa cuenta con distintos atuendos que cuestan alrededor de 25 a 30 libras.

A parte de que su ropa es genial, resulta ser muy útil, ya que atrapan sus heces y esto permite que la casa permanezca limpia.

No contenta con estos lujos, la mujer les tiene un cochecito para palomas, en donde las saca a pasear y a tomar el sol. A veces les pone una pequeña correa de vuelo y las saca al jardín para que tomen un poco de aire fresco y puedan volar.

Pero Sky prefiere quedarse sentado en el hombro de su madre adoptiva y tomar el sol, porque al parecer nunca ha intentado volar. Sin embargo, ambas palomas disfrutan de todas las comodidades que les brinda su madre y se han acostumbrado a tener una vida lujosa.

Meggy agregó:

«Gasto entre £ 300 y £ 400 en ellos al mes, pero si revisara mi cuenta bancaria probablemente me sorprendería, podría ser más».

La mujer dejó claro que descubrió su amor por las palomas en el 2016, gracias a su difunto perro llamado Pippa. Mientras caminaban, su perro le hizo saber que había un nido con dos polluelos, uno muerto y otro que necesitaba atención de inmediato para sobrevivir.

Meggy lo llevó a casa y se puso en contacto con varios centros de vida silvestre para pedir consejos y poder salvar al pequeño polluelo.

Luego de emplear todos sus esfuerzos, pudo salvar al pajarito, y desde ese día se convirtió en una insaciable cuidadora y rescatadora de palomas. Ella rescató a Sky en septiembre del año 2019, cuando un hombre llevó al ave abandonada en una bolsa, hasta su tienda de artículos para mascotas.

Meggy continuó:

«Algunas personas dirían que dejen que la naturaleza siga su curso, pero creo que todos los animales merecen una oportunidad, especialmente las palomas, ya que tienen mala reputación».

Por otro lado, Moose llegó a Meggy en el mes de mayo del presente año, cuando alguien le informó que había nacido un pajarito tuerto. Debido a su discapacidad, no era muy seguro para Moose volar al aire libre, además corría mucho peligro en la naturaleza por los depredadores.

Meggy agregó:

«Le dije: ¡Sí, por favor! Me encantaría rescatarlo y darle una oportunidad».

Además de las dos palomas que viven en su casa, Meggy cuida de otras dos aves rescatadas que viven en su tienda de artículos para mascotas. La encantadora paloma llamada Clee, y otra llamada Snowy, ambas son discapacitadas y no pueden volar, por lo que no sobrevivirían en su hábitat natural.

Llegaron con historias distintas de rescate y superación, pero son tan malcriadas como las dos palomas que viven en casa con Meggy.

Según estudios, las palomas salvajes tienen una esperanza de vida de dos años, pero las aves de compañía pueden vivir al menos 15 años. Por lo que Meggy, espera que todos sus amigos rescatados puedan llegar a la adolescencia disfrutando de todas las comodidades que les otorga.

A pesar de que muchas personas la critican por salvar palomas, ella insiste en cambiar la mala fama de estas aves y demostrar lo inteligentes que son. Además, hay muchas personas que se sorprenden con lo amables e inteligentes que pueden llegar a ser.

Meggy continuará ofreciendo a sus aves rescatadas todos los lujos que se merecen para que tengan una vida muy feliz.

Deja un comentario