in

Mujer maneja por 10 horas para ayudar a una gata y termina rescatando a sus gatitos justo a tiempo.

Una gata llamada Harmony, llevaba toda su vida viviendo en las calles de la ciudad de Halliburton, Ontario, Canadá, y muchas personas la conocían. Cuando los habitantes de la ciudad se dieron cuenta que la gata estaba embarazada, intentaron atraparla para poder ponerla en un lugar seguro.

Por mala fortuna, sus intentos por atrapar a la gata escurridiza no eran suficientes, por lo que se pusieron en contacto con Cailey Seymour, fundadora de Dorset Rescue Kittens.

Cailey comentó a Love Meow:

«Un grupo de personas intentó atraparla durante algunas semanas sin éxito, así que mi misión era rescatarla».

Cailey no dudó un momento, y consiguió una trampa prestada de un compañero de Miden Cat Angels, e hizo un largo viaje de 10 horas. Cailey llegó a la ciudad y empezó a buscar a la gatita, pero esta no estaba por ningún lado.

Caminaron por un buen tiempo y decidieron colocar la trampa en un callejón con comida, la gata finalmente apareció, pero escapó cuando vio el engaño. Así que Cailey y un grupo de lugareños, esperaron por un buen tiempo, pero su plan para atrapar a la gatita no parecía tener mucho éxito.

Entonces, a Cailey se le ocurrió una idea que tal vez podía dar buenos resultados, se trataba de cambiar el cebo dentro de la trampa.

Cailey agregó:

«Reproduje un video de gatitos llorando, lo coloqué en la trampa y en 15 segundos, ella vino corriendo».

Finalmente pudieron atrapar a la escurridiza Harmony, aseguraron su trampa y luego la transportaron hasta el hogar de acogida de Cailey, donde estaría a salvo.

Luego de mucho esfuerzo, paciencia, un trabajo arduo y un largo viaje, la gatita al fin estaba en buenas manos, y eso era lo importante. Solo pasaron dos días de estar en su nuevo hogar, cuando de repente Harmony dio una agradable sorpresa, dio a luz a sus gatitos.

Bajo la comodidad de su hogar de acogida, Harmony pudo tener a sus bebés (tres gatitas y un gatito), sanos y salvos.

Desde un inicio, los pequeños gatitos se amamantaban enérgicamente y su madre demostró ser muy cariñosa y atendía todas las necesidades de sus bebés.

Poco a poco, Harmony comenzó a demostrar su verdadera personalidad y tenía más confianza con su madre adoptiva, sabía que la habían salvado a tiempo.

Cailey comentó:

«Si hubiera ido solo unos días después, ella habría dado a luz afuera, y se sumarían a la población de gatos salvajes».

Durante las primeras semanas, Harmony les brindó a sus gatitos todo el amor que tenía disponible para ellos y los cuidó de la mejor forma. Los mininos estaban creciendo satisfactoriamente y, así mismo, ganaron algo de peso y fuerza, pronto descubrieron cómo usar sus patitas y comenzaron a explorar todo el lugar.

Leanne, Brittany, Halli y Banksy, cada día que crecen se vuelven más juguetones, escandalosos y han empezado a hacer cientos de travesuras.

Pero mientras los hermanos gatitos juegan, luchan entre ellos o corren por toda la habitación, su encantadora madre siempre está vigilándolos muy de cerca. Por lo general, Harmony es una gata muy silenciosa y tímida con las personas nuevas que conoce, pero en el fondo anhela mucha atención.

Cailey finalizó:

«No hay un hueso malo en su cuerpo y será una compañera increíble para la persona o personas adecuadas».

Gracias al oportuno rescate, la pequeña familia felina está prosperando adecuadamente como unos lindos gatos de interior y disfrutan de su cómoda vida. En poco tiempo, todos los gatitos estarán listos para ser adoptados y Cailey se asegurará de encontrarles los mejores hogares para siempre.

También te puede interesar:

Deja un comentario