in

Niña obtiene en permiso gubernamental de EE.UU. para tener un unicornio como mascota en casa.

La autorización oficial le fue otorgada a cambio del compromiso de que, en caso de conseguir un ejemplar de la mítica criatura, seguirá las estrictas normas para el cuidado de esos animales.

Madeline, una niña de primero de Primaria, ha conseguido una licencia por parte del gobierno para poder tener un unicornio como mascota. La pequeña envió una carta a modo de petición al Departamento de Control y Cuidado de Animales del condado de Los Ángeles solicitando permiso para hacerse cargo del animal en caso de encontrarlo, y recibió una divertida y entrañable respuesta.

La carta de la pequeña decía:

 “Estimado condado de Los Ángeles, me gustaría su aprobación para tener un unicornio en mi patio trasero, si es que encuentro uno. Por favor envíeme una carta en respuesta”, y fue compartida a través de Twitter por la institución de California y se hizo rápidamente viral en Estados Unidos.

 

 

Las autoridades apreciaron su «sentido de tenencia responsable de mascotas» al solicitar un permiso por adelantado y, además de satisfacer su petición, le regalaron un unicornio de peluche para facilitarle la búsqueda de uno real, que no debe de ser nada fácil de encontrar.

 

 

La directora del departamento, Marcia Mayeda, le respondió a la pequeña Madeline con una carta el 30 de noviembre, agradeciéndole su mensaje y anunciando que la agencia gubernamental, de hecho, sí otorga licencias para unicornios, pero bajo las siguientes cinco condiciones:

  1. El unicornio debe recibir cuidados de conformidad con todas las normas de cuido de animales establecidas en el Título 10 del Código del condado de Los Ángeles.
  2. El unicornio tendrá acceso regular a la luz solar, los rayos de la luna y el arcoíris.
  3. El unicornio recibirá una de sus chucherías favoritas —la sandía— al menos una vez a la semana.
  4. Al cuerno del unicornio se le dará mantenimiento para que goce de buena salud. Esto requiere pulirlo al menos una vez al mes con un paño suave.
  5. Todo destello o brillantina que se use en el unicornio debe ser no tóxico y biodegradable para garantizar la buena salud de la mascota. 


     

    Al comparttir, esta semana la historia en sus redes sociales, el Departamento comentó que les dio «mucha alegría» recibir la carta de Madeline. «Siempre es gratificante tener noticias de jóvenes que reflexionan sobre los requisitos necesarios para proporcionar un hogar lleno de amor a los animales», indicaron.

     

Deja un comentario