in

Niño ruega llorando a su mamá rescatar al gato que encontró. “¡Suéltalo Andrés, es de la calle!” repetía la madre

El corazón de un pequeño niño sabe dar amor con toda sinceridad y cuando se trata de animalitos aún más. Esto quedó evidenciado en un tierno video que circuló por las redes sociales, un niño lloraba desgarradamente mientras sostenía en sus brazos a un pequeño felino indefenso que vivía en condiciones de calle.

Andrés y su madre paseaban por la calle y de manera inesperada se encontraron con un lindo gatito de pelaje amarillo, inmediatamente el niño quedó cautivado con el gatito y se le acercó para cargarlo, ya no quería desprenderse de él, fue una conexión inmediata.

La madre del niño le explicaba una y otra vez que no podía quedárselo, pero no eran los mismos planes que tenía el niño. Mientras más recibía negativas con mayor fuerza se aferraba el gatito que se debatía entre soltarse o quedarse con su nuevo amigo.

“¡Suéltalo Andrés, ese gato es de la calle!”

Le indicaba firmemente su madre.

Pero Andrés no quería, de solo pensar que el pequeño felino se quedaría solito a la deriva sin nadie que lo cuidara le daba fuerzas y hacía que se aferrara a él con más insistencia. Las palabras del inocente niño salían de lo más profundo de su ser, y las lágrimas encogían el corazón a cualquiera.

 

“Pobrecito, yo lo quiero, ¿Cómo lo vamos a llamar?”

Decía el pequeño tratando de persuadir a la madre de quedárselo.

El conmovedor momento fue filmado y compartido por su madre y gran cantidad de usuarios se emocionaron al ver tan emotivas imágenes, no había duda de que el niño estaba decidido a no desprenderse del precioso gato y haría lo que estuviera a su alcance para lograrlo.

Pero entre el dilema de quedarse con el gatito y obedecer a su madre, Andrés tuvo que ser disciplinado y con toda la tristeza de su corazón de niño fue soltando resignadamente al gatito entre sufridas lágrimas por no poderlo llevar consigo.

En ese momento el niño dio dos grandes enseñanzas a quienes fueron partícipes del impresionante momento; por un lado, su hermoso corazón y sentimientos de amor y preocupación hacia los animales y por otro la obediencia que debe a su progenitora.

Esperamos que el gatito tenga un hogar y solo haya salido a dar un paseo. O que corra con suerte y pueda encontrar una familia que sí pueda llevarlo a casa y darle una vida de hogar como todo gatito merece. Seguramente en la memoria de Andrés siempre habrá un lugar para ese minino a quien intentó rescatar con todas sus fuerzas.

Deja un comentario