in

Orden específico que tienen los gatos para lamerse su cuerpo

Por lo general, los gatos sienten miedo al agua, de manera que bañarlos puede resultar una experiencia poco atractiva. Para facilitar su higiene, existen espumas de lavado en seco que se pueden adquirir en tiendas especializadas para un mejor acicalamiento en gatos. Su uso, junto con un adecuado cepillado para retirar posibles nudos, polvo y pelo, puede ser suficientes.

El pelo de un gato es algo más que una simple cuestión de apariencia. Sirve de protección contra los elementos y es un aislante natural contra el frío y el calor. Aunque el gato haya recibido su baño por parte de su amo, existe un acicalamiento en gatos, ya que ellos se preocupan por su apariencia y quieren que los demás los vean en buen estado. Tanto así, que cuando dos o más gatos conviven juntos se acicalan recíprocamente por afecto.

como se lamen los gatos

Cómo se lamen los gatos para acicalarse

Al igual que cada persona tiene su propia rutina de aseo diario, cada gato tiene su propio ritual, Para este ritual, el gato utiliza fundamentalmente, la lengua que tiene cubierta de papilas, una especie de ganchos que apuntan hacia la parte interna y que actúan como un “peine” natural para el gato.

 Establecido en función de su propia comodidad o simplemente lo que más le conviene. La mayoría de ellos comparten un mismo modo de proceder, que raramente resulta alterado.

En primer lugar humedecen una de sus patas delanteras para frotarse con ella la cabeza, incluyendo ojos, orejas, mejillas y barbilla. A continuación, harán lo mismo con la otra pata para limpiarse el lado opuesto.

Seguidamente, los gatos pasan a lamerse el cuello, las extremidades delanteras, los flancos y el abdomen. Y para finalizar, proceden al lavado del vientre, la zona genital, las patas traseras y la cola hasta su extremo más distal.

Los gatos dedican muchas horas al día para mantener su pelaje en perfecto estado. De hecho es la segunda actividad a la que más tiempo dedica, después de dormir. Un grave problema que puede causar este acicalamiento en gatos; y es que puede ingerir grandes cantidades de pelo, que pueden llegar a producir problemas de salud.

El tiempo dedicado a cada zona o la frecuencia de lamido dependen de cada animal. Sin embargo, existen casos donde esta práctica se convierte en un comportamiento compulsivo y puede que sea necesaria la ayuda de un veterinario o etólogo.  Este tipo de conductas obsesivas deben ser tratadas, no solo por la salud mental del gato, sino porque este puede acabar por hacerse lesiones cutáneas, como abrasiones o alopecias locales.

También te puede interesar:

¿Qué debo hacer si mi gato es miedoso?
¿Qué debo hacer si mi gato es muy posesivo conmigo?
Salud mental en gatos ¿Cuándo tu gato necesita de un psicólogo?
¿Tu gato se porta mal? Un castigo adecuado para tu minino.

Deja un comentario