in

Perrita ciega y sorda se ‘vuelve loca’ cuando siente que su papá está llegando a casa.

Opal es una encantadora perrita de 8 meses que experimenta el mundo de una manera muy diferente, ella nació invidente y sorda, pero esto no le ha impedido ser dulce y expresiva con las personas que ama.

La perrita fue adoptada por Christina Bray y su esposo Forrest Hutchings, después de ver sus fotos en las redes sociales de The Double J Dog Ranch, un grupo de rescate de Hauser, Idaho, que se encarga de cuidar a perros con ciertas necesidades especiales.

El personal de este grupo se encontraba preocupado de que nadie quisiera a Opal en su hogar debido a su condición, pero por fortuna esto no ocurrió.

Hace poco, los padres de Opal compartieron un vídeo en su cuenta de Instagram mostrando como ella recibe a su padre cada día emocionada por sentirlo cerca una vez mas. Este se ha convertido en el momento mas divertido y emotivo del día para toda la familia.

Christina escribió:

«Ella espera en el patio delantero y espera a sentir u oler su auto. No sé cómo ella puede notar la diferencia, porque los autos de los vecinos se detienen y a ella no le importa. Luego lo huele y se vuelve loca. ¡Es muy dulce!».

Aunque ella es una perrita invidente y sorda, sus demás sentidos se han agudizado y ha demostrado tener un corazón muy noble.  Opal está recibiendo entrenamiento por medio del tacto.

Forrest agregó:

«Un par de golpecitos en la parte trasera y ella se sienta, y un golpecito en los hombros y se acuesta».

También te puede interesar:

Deja un comentario