in

Perrita con enfermedad terminal pasa sus últimos meses disfrutando su lista de deseos.

Charlotte Mullarkey, una joven residente en Exeter, Gran Bretaña, y amante de los animales, decide darle los mejores días de su vida a una perrita con una enfermedad terminal, ya que los veterinarios le diagnosticaron que solo le quedaban algunos meses de vida.

Afortunadamente, la perrita llamada Bumble de cinco años, está pasando sus últimos días de la mejor manera, gracias a su nueva mamá que la rescató a tiempo.

Bumble, una perrita de raza American Staffordshire Terrier, estaba en una perrera de la ciudad debido a que había sido rescatada de su antiguo dueño. Charlotte se enteró de su caso e inmediatamente supo que tenía que hacer algo para ayudarla.

En noviembre del 2019, decidió llevarla a su casa para brindarle los cuidados necesarios, y allí se enteró de que Bumble tenía cáncer de riñón.

Los veterinarios decidieron operarla para extirparle el riñón, pero confirmaron que el cáncer se había extendido por todo su cuerpo, y que solo le quedaban meses de vida. La noticia era triste, pero Charlotte que trabaja en Blue Cross Animal Homing Center, se negaba a aceptarla y quería hacer algo por Bumble.

Luego de pensarlo, la mujer creó una lista de aventuras y deseos, para que Bumble las pudiera cumplir y disfrutar antes de morir. La encantadora lista incluía: ver la nieve por primera vez, pintar cuadros, visitar un sitio de National Trust, fiesta de disfraces, fiesta de cumpleaños, etc.

Charlotte ha cuidado y acogido a cientos de perros en su vida, pero cuando llegó Bumble, supo que tenía que quedarse con ella, era perfecta. A pesar de que solo le quedaban pocos meses de vida, la mujer estaba decidida en hacer que esos días fueran inolvidables para Bumble.

Charlotte comentó:

«Podríamos haber probado quimioterapia, pero eso no habría sido bueno para ella, así que decidí darle todo lo que necesitaba para que los últimos meses de su vida fueran especiales».

A partir de ese momento, Bumble comenzó a disfrutar de su grandiosa lista de aventuras, pero algo curioso pasó a medida que pasaba el tiempo.

Resulta que la lista de deseos tuvo que ser modificada con más actividades, ya que la expectativa de vida de Bumble había sido superada. Hasta ahora, la perrita ha disfrutado de la playa, ha pintado sus huellitas, disfrutó de una noche de quesos y visitó un lugar de National Trust.

Incluso ha comido panqueques, se disfrazó de abeja para una fiesta, tuvo su propia fiesta de cumpleaños y se comió un Pupicino de Starbucks. En todos estos días, Bumble ha sido muy malcriada, le han cumplido todos sus caprichos y hasta la llevaron a nadar, aunque no sabe.

Otro de los planes incluidos en la lista, es que pueda conocer a un famoso, pero hasta ahora está pendiente de cumplir este deseo.

Charlotte agregó:

«Le encanta todo lo que hemos hecho, de todos modos, siempre le ha gustado todo lo que hacemos juntas».

La joven afirma que Bumble tiene muchas ganas de vivir, y que ha desafiado las predicciones de los médicos al vivir más de un año. A pesar de sus problemas médicos, Bumble tiene una vida normal, hace travesuras en la casa y le encanta que la acaricien en la panza.

Ha pasado más de un año desde que a Bumble le hicieron su pronóstico de vida, pero ella está más enérgica y más fuerte que nunca. Por ahora, seguirá disfrutando de su encantadora lista de deseos, hasta que llegue el momento de partir, o con fortuna, de seguir viviendo.

One Comment

Leave a Reply

One Ping

  1. Pingback:

Deja un comentario