in

Perrita pitbull tuerta a causa del maltrato vive una vida feliz ahora.

La humanidad estamos rodeados de muchos casos de maltrato, y en muchas oportunidades sufren los más vulnerables; como es el caso de  Bubbles, una cachorra de bull terrier que fue cruelmente maltratada. Esta pequeña perrita fue víctima de un desalmado que le disparó haciéndole perder un ojo y parte de su mandíbula, además la golpeó con un martillo.

Bubbles tenia solo 6 meses de edad cuando fue acogida por un refugio para perros en Houston, Texas, allí le realizaron una tomografía la cual dio detalles del recorrido de la bala que recibió.

 

Esto le hizo perder su ojo derecho y también acabó con su mandíbula y oído interno.

Kilyn Horton Blanchard, y su esposo, Ike Blanchard, dueños de un servicio móvil de peluquería canina, se ofrecieron como voluntarios en el refugio en septiembre de 2017, cuando conocieron a Bubbles, que llegó gravemente herida.

Kilyn dijo a Metro:

«Su articulación de la mandíbula derecha se había roto y los huesos dañados se habían convertido en un bulto calcificado a medida que sanaban. Bubbles solo podía abrir su boca aproximadamente media pulgada. Es sorprendente que ella pueda comer algo».

 

 

Bubbles fue adoptada finalmente por Kilyn Horton y su esposo. Ella dijo que apenas vio a la pequeña perrita sabía que debía llevarla a casa.

Kilyn agregó:

«Estaba recostada en su perrera, pero en el momento en que la abrimos salió y enterró su cabeza en mi pecho y solo quería que la abrazaran».

Kilyn dice que Bubbles nunca deja que sus lesiones le impidan hacer su vida, y trata de incentivar a las personas a adoptar perros que requieran cuidados especiales.

Ella añadió:

«Hay mucha crueldad en el mundo, pero queremos que la gente sepa que si se encuentra con un perro de un refugio herido o maltratado, no necesariamente significa que esté roto; a veces simplemente están asustados: todo lo que necesitan es un poco de amor y tienen mucho que dar a cambio».

 

 

Tras 4 años y después de algunas cirugías para sacar la bala que aún estaba en su organismo, Bubbles se encuentra más que lista para amar y vivir una vida feliz, lejos del dolor de su pasado.

Su familia dice que ama a los niños, es muy juguetona y amorosa.

En la actualidad Bubbles está asistiendo a muchos eventos junto a su familia, para dejarla socializar y hablar sobre su historia y hacer que la gente se dé cuenta de que la crueldad hacia los animales existe y, lamentablemente, es demasiado común, según cuenta Kilyn.

Ella finalmente dijo:

«Actualmente estamos tratando de hacerla trabajar con diferentes centros de rescates de animales para difundir la conciencia de la crueldad hacia los animales, incluyendo ir a las escuelas y hablar con los jóvenes sobre cómo cuidar adecuadamente a los animales. Queremos compartir su historia, pero centrarnos principalmente en su futuro y mostrarle a la gente que, dado que su pasado puede haber sido duro, no tiene que determinar su futuro. También queremos fomentar la amabilidad y la generosidad hacia los demás».

 

Deja un comentario