in

Perrita sin pelaje rescatada tiene un asombroso cambió y ahora luce diferente.

Por muchos meses una perrita sin pelaje deambuló por las calles de Houston, Texas (Estados Unidos). El indefenso perro recorría el camino en busca de agua y comida, y es así como una noche vio a una mujer en un estacionamiento y se acercó a ella en busca de ayuda; la persona le ofreció alimento y le puso un collar.

El indefenso animal fue llamado Gardenia y su rescatista decidió compartir su historia en Facebook para encontrarle un hogar de acogida. Así fue como Caitie Evers conoció su caso y decidió ayudar a la perrita.

Caitie comentó a The Dodo:

«Me han conocido como el fanático de los casos de sarna. La gente me envía o me etiqueta en cualquier publicación sobre un perro callejero con sarna».

Tristemente, Caitie sabía que por su apariencia, Gardenia debió sufrir mucho rechazo de las personas, pero en su interior era una encantadora y amorosa perrita asustada con el deseo de ser querida.

La mujer recogió a la perrita sin pelo para llevarla con ella a casa, y en su paso por el veterinario descubrieron que Gardenia tenía sarna demodécica; una enfermedad cutánea causada por el Demodex canis, un ácaro que se encuentra en los folículos capilares de los perros y los gatos que no es contagiosa y puede ser tratada con medicamentos fácilmente.

Caitie recuerda también:

«Tenía toneladas de sarna por todas partes, así como infecciones secundarias de la sarna porque claramente había estado así por un tiempo. Fue realmente malo, toda su espalda estaba en carne viva».

Gardenia lucía incómoda y tenía de mucha picazón mientras la sarna era tratada y se recuperaba; eso la hacía un poco más tímida. Pero de a pocos, con los baños medicinales y antibióticos, comenzó a florecer de nuevo y su pelaje ya estaba creciendo nuevamente.

Caitie agregó:

«Ella era muy tímida al principio. Simplemente estaba allí y pasaba el rato, no jugaba, no se acurrucaba. La pobre chica se veía miserable. Parecía que odiaba la vida y se había rendido».

Tan pronto como Gardenia se recuperaba, su personalidad también lo hacía. La perrita comenzaba a verse feliz y jugueteaba; disfrutaba dar jugar y estaba fascinada con el perro de la familia.

La mujer también dijo:

«Las primeras dos semanas es difícil saber si hay un cambio, y luego es como, ‘¡Bam! Perro diferente. Y ahora es tan esponjosa y hermosa».

Cuando llegó el momento, Caitie comenzó a buscar un hogar definitivo y lleno de amor para Gardenia. Su amiga Bri Tripaldi de inmediato mostró interés por conocerla; ella y su prometido estaban al tanto de la historia de la perrita y querían ofrecerle un hogar junto a ellos.

Bri emocionada finalmente dijo:

«La vi salir de su caparazón y convertirse en el cachorro más dulce. Teníamos que ir a conocerla y nos enamoramos instantáneamente. De camino a casa después de conocerla por primera vez, miré a Jayden y dije: ‘Ella es la indicada. ¡Y estaba en lo cierto!».

Ahora Gardenia cuenta con un hogar lleno de amor y su recuperación ha sido completamente exitosa; no pudo encontrar una mejor familia para ser feliz el resto de su vida.

Deja un comentario