in

Perrito enfermo luchó por vivir lo suficiente para conocer a su hermanita humana.

Este perro enfermo tuvo una gran fortaleza e interés por conocer a su nueva hermana humana y demostró que los animales no son seres insensibles como muchas personas creen. A sus 17 años de edad, Rocky fue abandonado por su familia, la organización Anne Arundel County Animal Control (AACAC) de Maryland lo acogió y  fue allí donde conoció a Beth y Michael Clark, las personas que le brindaron una segunda oportunidad.

La joven pareja se encontraba de visita en el refugio realizando unas donaciones, Beth preguntó si podía echar un vistazo a los perros que se encontraban disponibles para adopción y de inmediato vieron a Rocky supieron que tenían que llevarlo a casa.

Beth comentó a The Dodo:

«Él sólo se veía tan triste».

El perro fue adoptado en épocas navideñas y vivió rodeado de mucho amor, se adaptó rápidamente a su nuevo hogar.

Chris Collins, voluntario de Friends of AACAC (FAACAC) publicó:

«Todo el mundo amaba la historia de una joven pareja de Fort Meade que vino a AACAC justo antes de Navidad del año 2015 sólo para dejar las donaciones, pero que terminó por adoptar a un perro frágil, de 17 años de edad, llamado Rocky».

La pareja se encontraba muy feliz por celebrar las fiestas con el nuevo integrante de su familia y por su parte Rocky se encontraba muy a gusto en su nuevo hogar. Rocky acompañó a Beth durante su embarazo.

Beth cuenta:

«Él estaba mucho más apegado a mi».

Cuando Beth y Michael learned se enteraron de que estaban esperando un hijo, Rocky ayudó a anunciar la buena noticia. Y a pesar de que  realmente había empezado a enfermarse y a verse decaído debido a la vejez, nada fue un impedimento para que demostrara todo su amor a su familia.

Este perro enfermo luchó por vivir hasta conocer a su nueva hermanita humana
Un miércoles en la mañana Beth dio a luz a una hermosa niña y el jueves en la noche cuando llegaron a casa desde el hospital, Rocky estaba allí esperándolos para conocer a su hermanita, él la miró amorosamente, la olfateó, pero Beth y Michael sabían que algo no andaba bien con él, sus ojos estaban vidriosos y se encontraba débil.

Unas horas más tarde, Rocky falleció.

Beth comentó:

«Todavía estamos acostumbrándonos a que Rocky no esté aquí. Estoy muy contenta de que estuviera allí cuando llegamos a casa».

La organización FAACAC escribió en una pequeña carta a la nueva hija de los Clark, luego de saber que Rocky había fallecido:

«Estimada Hazel: Algún día su mamá y papá le dirán todo acerca de su primer perro, Rocky».

Justo antes de que Rocky muriera, Beth y Michael compartieron algunas fotos de Hazel y Rocky juntos.

FAACAC escribió en sus redes:

«Algún día le mostrarán esas fotos, y le dirán lo maravilloso y querido que fue su primer perro, a pesar de que sus vidas se superpusieron muy brevemente».

Beth finalmente dijo:

«Espero que nuestra historia ayude a otras personas para que decidan adoptar a los perros mayores».

Deja un comentario

GIPHY App Key not set. Please check settings

One Comment