in

Perrito mayor atado a un trineo fue abandonado con una desgarradora nota con 7 palabras.

Cuando se adopta o se decide tener un perro, se adquiere el compromiso de velar por su bienestar por el resto de su vida y de brindarles mucho amor. Sin embargo, hay personas que no entienden esto. Algunas personas disfrutan de su mascota cuando es joven y enérgica, pero cuando llega el momento de cuidarlos de forma especial, deciden abandonarlos.

No quieren lidiar con los problemas de sus perros mayores y, por mala fortuna, toman la peor decisión para ellos.

Es realmente desgarrador saber que alguien puede abandonar a su mejor amigo, y que piense que no vale la pena esforzarse por ellos.

Perry, un perro de 10 años, fue abandonado atado a un trineo, con una triste nota que describía su discapacidad.

Una mañana, los trabajadores de Wanderer’s Rest Humane Association, un refugio ubicado en Cazenovia, New York, llegaron a las instalaciones y se encontraron con una triste sorpresa.

Frente a la entrada principal, había un trineo con algo raro en su interior, por lo que decidieron acercarse para inspeccionar de qué se trataba.

Luego de revisar, se dieron cuenta de la triste verdad, se trataba de un perrito atado al trineo que, aparentemente había sido abandonado por alguien. Al parecer, lo dejaron en este lugar la noche anterior, acompañado de una taza de agua y una nota que explicaba la triste realidad.

La nota decía:

«Más de 10 años. Ya no puedo caminar».

A pesar de que había estado con su familia por ´más de años y que dependía médicamente de ellos, no les importó abandonarlo y dejarlo allí. El indefenso perro estaba confundido, no entendía lo que pasaba, y tal vez quería volver con su familia; pero la verdad era que lo habían dejado solo.

Afortunadamente, existen lugares como Wanderer’s Humane Associate, quienes inmediatamente tomaron al perrito necesitado bajo su cuidado y amorosamente lo llamaron Perry.

Los empleados del refugio estaban desconsolados al ver al indefenso perro discapacitado abandonado, pero harían lo posible por ayudarlo y cambiar su calidad de vida.

Mason Groesbeck, coordinador de la organización de rescate, comentó a WSYR-TV:

«No podía moverse. Estaba muy triste».

Decidieron llevar a Perry al veterinario para que le hicieran una revisión médica general, y mientras esto pasaba publicaron una foto del perro en Facebook. Tenían la esperanza de que alguien lo pudiera reconocer y, de esta manera, dar con el paradero de sus antiguos dueños para comenzar un proceso judicial.

La publicación en Facebook decía:

«Si alguien reconoce a este perro, póngase en contacto con nosotros lo antes posible. Lo dejaron fuera de nuestro refugio en algún momento de la noche atado al trineo, eso es abandono».

Además, el refugio aprovechó la publicación para generar conciencia y comentó: ‘si alguien no puede cuidar a su mascota, podemos ayudarlo directamente, no es necesario abandonarla’.

Es un acto muy cruel e inhumano para cualquier animal, sobre todo si este ya no puede caminar o tiene cualquier otra discapacidad.

La historia de Perry también se uso para recaudar fondos y poder pagar todos los tratamientos médicos que necesitaba para recuperarse y continuar su vida. En poco tiempo, Perry rompió los corazones de miles de personas en Internet, que no entendían cómo alguien lo había abandonado a su suerte.

Las donaciones empezaron a llegar de todas partes, y los médicos pronto reunieron el dinero necesario para cubrir los tratamientos y poder ayudarlo a caminar nuevamente. La generosidad de las personas ayudó mucho a Perry. Con un poco de amor, cuidado, medicamentos y terapias físicas, lentamente aprendió a caminar de nuevo.

Los próximos días Perry avanzó satisfactoriamente en su recuperación, y fue acogido por su fisioterapeuta, quien según informes, lo ha malcriado con muchos juguetes.

Por otro lado, lograron identificar al anterior dueño de Perry, y ha sido acusado de no ofrecer atención veterinaria, aunque la investigación está en curso.

Mientras la recuperación de Perry continúa en proceso, el refugio de animales comparte en Facebook actualizaciones para mantener al tanto a las personas interesadas. Además, siempre aprovechan la historia de Perry, para recordarle a todas las personas sobre el cuidado y responsabilidad que se debe tener con una mascota.

Perry recibió la ayuda que necesitaba y, cuando esté listo, será puesto en adopción, pero por ahora disfruta de su vida en su hogar de acogida.

Deja un comentario