in

Perrito sin hogar asustado pierde 1.3 Kg de pelaje y gana un poco de esperanza.

Cuando Eldad Hagar recibió una llamada de emergencia de alguien informando sobre un perrito sin hogar, él dijo que «no tenía idea de que iba a ser tan duro». Pero para Benji, el perro callejero asustado, este era el momento en que la vida comenzó a ser un algo mejor.

Eldad es el fundador de Hope for Paws en Los Ángeles, él ha rescatado a decenas de perros, pero siempre ha contado con el apoyo de Lisa Chiarelli. Los dos corrieron a un barrio de Los Ángeles donde encontraron a Benji, con su pelo enmarañado y muy asustado.

Eldad compartió en Flickr:

«Benji se dio cuenta rápidamente de que Lisa y yo lo estábamos mirando, y corrió tan rápido como pudo».

Él y Lisa al final atraparon a Benji con su lazo de captura, pero el perrito estaba tan asustado que se mordió la lengua cuando intentó escapar.

La piel de Benji estaba en mal estado y su cuerpo estaba lleno de pulgas y garrapatas. Pero luego de un tiempo, permitió que Eldad le diera algunas suaves caricias, cambiando así su expresión de miedo.

En el hospital veterinario, el pelaje destrozado de Benji tenía que irse, y eso hicieron.

Eldad agregó:

«Esta fue una de las sesiones de aseo más largas que he visto. Al principio Benji se resistió, pero después de que afeitaron la mitad de su cuerpo, sintió el alivio y simplemente se quedó allí, así que podría terminar el trabajo».

Casi1.3 kg  de pelaje fue removido de su cuerpo y la cara, pero Benji aunque ya sentía alivio, estaba muy ansioso. Luego del baño, Benji parecía un perro totalmente diferente, pero todavía estaba estresado y nervioso, algo que es muy comprensible. Así que Lisa lo llevó a su casa para darle un poco de atención.

El próximo reto de Benji era aprender cómo ser un animal de compañía, sus salvadores ni siquiera estaban seguros si el había tenido hogar en su pasado. Ahí es donde sus nuevos amigos entraron para ayudarle en este proceso.

Los perros de Lisa y perros en hogar de acogida jugaron un papel clave para ayudarlo a aprender a ser un animal de compañía. Benji incluso aprendió acerca de los juguetes y las golosinas.

Ahora Benji tiene un montón de amigos y se toman muchas fotos juntos. Con el tiempo, a Benji le empezó a crecer nuevamente su pelaje rizado. Fue puesto en adopción  a través PAL Rescue, donde encontró una familia para siempre.

También puedes leer:

Deja un comentario