in

Perro callejero se orina sobre un joven y este termina adoptándolo.

Un perro callejero ganó un hogar luego de orinarse en la espalda de un hombre, al que seguro confundió con un hidrante de incendio en Rio de Janeiro, Brasil.

Heinze Sánchez, estaba sentado en la calle chequeando su teléfono celular cuando, sin que él se diera cuenta, un perro se acercó y orinó su espalda. El video, captado por una cámara de seguridad, se volvió viral en las redes sociales, pero muchas personas estaban enfurecidas por la manera en que él reaccionó.

Heinze comentó riendo:

«Yo estaba viendo el móvil. Leyendo un mensaje y estaba concentrado sentado en el suelo. No lo vi llegar. Él se acercó lentamente y sólo sentí algo caliente y me asusté. Cuando miré, vi que él me había hecho pis. Me quedé indignado con eso».

Con ira, Heinze se levantó y fue hacia el perro, que corrió asustado. En las redes sociales, mucha gente criticó al joven por intentar patear al animal, aunque no lo haya tocado.

Heinze agregó:

«Mucha gente me criticó por haberlo pateado. Pero no le pegué. Encogí la rodilla a la hora. Fue una reacción del momento y no tuve la intención de lastimarlo. ¿Todavía llegó otro perrito cerca y le dije: ‘vio lo que su amigo me hizo?’».

Heinze decidió salir en busca del perro. Volvió a la calle donde todo sucedió y preguntó a las personas sobre el animal. Al encontrarlo, el estudiante cuenta que el perro corrió moviéndole la cola.

Heinze agregó:

«Me quedé con él en la cabeza porque había peleado con él. Fui buscando por la vecindad, pregunté si tenía dueño. Cuando lo encontré, lo llamé y él vino sacudiendo la cola. Estaba empezando a llover. Me quedé jugando un tiempo con él y luego decidí llevarlo a casa. Él se acercó a mí. Es muy dócil, se queda pegado, llora cuando salgo de casa. Hace algunos líos en la casa del vecino, pero es un buen perro».

Heinze compartió en Facebook:

«Buenos días. Me desperté esta mañana y fui tras el perrito que orinó en mi espalda jeje. Intenté averiguar quién era el dueño y me enteré de que era de la calle. El perrito ahora tiene un hogar. Lo llevé a casa ya le compré comida y agua e hice una camina para él».

Luego añadió:

«No soy una persona mala, como mucha gente está diciendo, sólo estaba indignado por lo que sucedió. Una cosa ustedes pueden observar en el video, cuando lo pateé, estaba muy lejos de mis pies, encogí la rodilla, no corrí detrás de él, no tiré piedras nada de eso. Aún hablé con el otro perro que se me acercó».

El perro recibió el nombre de Enzo Sánchez. En las redes sociales, Heinze compartió algunas fotos del nuevo miembro de la familia.

El hombre finalmente dijo:

«Le di ese nombre porque siempre hablaba que cuando yo tuviera un hijo, se llamaría Enzo. Ahora está conmigo, alimentado y limpio».

3 Comments

Leave a Reply

Deja un comentario