in

Perrito le trae a mamá exactamente lo que necesita cuando escucha llorar al bebé.

Remus es un adorable pitbull de 10 años de edad que fue adoptado por sus padres hace 6 años de Flagler Humane Society. El perro nunca había estado cerca de niños, es muy consentido y disfruta ser el centro de atención. Pero desde que a la familia llegó su nuevo hermano humano, cada vez que escucha su llanto, Remus le trae a mamá justo lo que necesita para ayudar.

Remus tuvo un pasado muy difícil antes de llegar con su actual familia, pero logró recuperarse de las experiencias anteriores gracias al amor de sus padres. Cuando la madre de Remus, Liz Graffagnino Taft y su esposo llevaron a su bebé del hospital a casa, no tenían idea de cómo reaccionaría Remus, pero todo salió mejor de lo que podrían pensar.

Liz comentó a The Dodo:

«Fue utilizado para peleas de perros y llevado al refugio cuando su dueño fue a la cárcel. Fue adoptado dos veces y regresó dos veces a ese refugio por ser ‘demasiado pegajoso’ antes de que lo atrapáramos».

Liz se enfocó en ayudar a Remus a superar su miedo y la ansiedad por separación, además de la reactividad con otros perros. Tenía varios traumas debido a la vida que llevaba antes. Fue un trabajo de meses, pero ella estaba segura de que valía la pena cada minuto, y Remus poco a poco se transformó en un chico amable y muy cariñoso.

Cuando la familia volvió del hospital junto a la nueva bebé, estaban algo ansiosos sobre la reacción que podría tener Remus, pero el encuentro fue perfecto. El Pitbull amó a su hermana desde el primer momento.

Liz agregó:

«Fuimos muy cautelosos al principio porque es muy grande. Así que se encontró con ella a través de la puerta y simplemente la lamió a través de ella y estaba sorprendentemente tranquilo. Inmediatamente supo que tenía que tener cuidado con ella».

Remus quedó cautivado inmediatamente por su nueva hermana, y hace poco decidió asumir nuevas responsabilidades para ayudar en el cuidado de la nueva bebé. Así que cuando su mamá está tratando de consolar a su hermanita, el adorable perrito toma la almohada especial para amamantar cada vez que escucha el llanto del bebé.

Liz dijo:

“Él se acuesta a mis pies cada vez que le doy el pecho y lame la parte de atrás de su cabeza cuando llora”.Remus quedó cautivado de inmediato por su nueva hermana, y hace poco decidió asumir nuevas responsabilidades para ayudar en el cuidado de la bebé. Así que cuando su mamá está tratando de consolar a su hermanita, el encantador chico toma la almohada especial para amamantar cada vez que escucha el llanto del bebé.

Liz añadió:

“Él se acuesta a mis pies cada vez que le doy el pecho y lame la parte de atrás de su cabeza cuando llora”.

La madre de Remus finalmente dijo:

“Cada vez que llora, agarramos la almohada y la cuido y deja de llorar. Ella estaba teniendo un colapso justo antes y lloró durante varios minutos. La almohada estaba todo el camino arriba de la cama y él corrió hacia arriba, la agarró y corrió hacia abajo. Parece que ahora ha asociado esa almohada con que ella ya no llora».

Toda la experiencia y el camino que ha recorrido Liz junto a Remus la inspiró a convertirse en una especialista certificada en comportamiento canino, y ahora cuenta con su propio negocio de adiestramiento donde ayuda a otros perros a superar sus problemas de comportamiento.

Deja un comentario