in ,

Perrito triste llora al ver que papá no tiene más remedio que dejarlo en el refugio.

Durante los últimos 11 años el único hogar que había tenido Blue Bear era el que le daba su padre, pero por circunstancias de la vida todo cambió la semana pasada. Tristemente, el padre adoptivo de Blue no tenía a donde ir, por lo que no tuvo más remedio que dejarlo en el refugio Trenton Animals Rock.

Blue no entendía por qué estaba en el refugio y por qué su padre no paraba de llorar, así que comenzó a ladrar.

Los trabajadores del refugio estaban asustados, pero el padre de Blue le dio la orden de sentarse, y la directora del refugio, Danielle Gletow, se acercó.

Danielle comentó a The Dodo:

«Me acerqué a él e inmediatamente apoyó la cabeza en mi cintura y me dejó acariciarlo. Fue simplemente desgarrador».

Ella se dio cuenta de que Blue no era agresivo, solo estaba muy confundido y triste, porque no entendía por qué su dueño lo dejaba allí.

Sin embargo, Danielle le prometió al padre de Blue, que el perro no pasaría la noche en el refugio y comenzó a buscarle un hogar de acogida. Pero Blue seguía muy triste, desconsolado y sin ánimo; no estaba con la única familia que conocía, por lo que empezó a llorar.

Danielle añadió:

«Tratamos de poner a Blue Bear en una perrera mientras nos reuníamos para hacer algunas llamadas, pero estaba muy triste. Entonces, lo llevamos a la oficina y apoyó su cabeza en mi regazo».

Aunque estaba acompañado, cada vez que tenía la oportunidad, Blue se sentaba frente a la puerta de la oficina y empezaba a llorar sin parar.

Danielle agregó:

«Se dio la vuelta, y literalmente tenía lágrimas corriendo por su rostro. No estoy exagerando, lágrimas literales».

Danielle estaba muy conmovida, así que le dijo a Blue que no dejaría el refugio hasta encontrarle un buen hogar de acogida. Pero con 130 libras, problemas de artritis severa en sus patas traseras y otros problemas de salud, no sería una tarea fácil de lograr.

Entonces, a Danielle se le ocurrió la maravillosa idea de hacer un Facebook Live de Blue Bear, y de inmediato comenzaron a entrar llamadas de todo el país. Por suerte, una de las personas que vio el video era una mujer llamada Madison, la cual trabaja como voluntaria de acogida para diferentes refugios.

Luego de ver el conmovedor video, Madison no tardó en ofrecerse como voluntaria para acoger a Blue y se comunicó con el refugio.

Madison se llevó a Blue a su casa y el perro finalmente empezó a relajarse, estaba más tranquilo y demostró un poco su dulzura.

Danielle finalmente dijo:

«Pusimos una almohada en el piso, apoyó la cabeza sobre la almohada, Madison y yo nos sentamos con él, lo acurrucamos y pasamos un rato».

Danielle todavía sigue en contacto con el padre de Blue, pero el hombre aún no ha solucionado sus problemas, así que están buscando un hogar para el perro.

En una última actualización del refugio en su cuenta de Facebook, el refugio publicó que Blue ya tiene un certificado de buena salud, así que está listo para encontrar una nueva familia. Tal vez, el futuro de Blue aún sea un poco incierto, pero una cosa es segura, y es que ya no habrá razón para llorar.

Deja un comentario