in

Perritos saltan de felicidad y agradecimiento luego de ser rescatados.

Estos perritos sin hogar saltan de felicidad luego que fueran rescatados por Howl of a Dog, un grupo de rescate de Rumania. Zuzi, Louie y Nina, no podían evitar mostrar su gratitud con las personas que los rescataron de una vida de sufrimientos. Ellos ahora son felices en sus hogares para siempre gracias a estas lindas personas amantes de los animales.

Zuzi era una perrita sin hogar que vivió en el estacionamiento de una empresa durante todo el invierno. Louie fue encontrado abandonado en un camino forestal, lejos de la ciudad, y Nina estuvo toda su vida encadenada.

Cuando llegaron a rescatar a Zuzi, ella estaba muy temerosa, no quería aceptar el alimento que sus rescatistas le brindaban, y se alejaba cada vez que se le acercaban. Por esto, ellos tuvieron que recurrir a brindarle un calmante para que se tranquilizara y pudieran ponerla a salvo.

Una vez rescatada, Zuzi empezó a confiar más en las personas y ya recibía mimos y golosinas.

Nina fue rescatada de una vida encadenada; al igual que Zuzi, estaba muy temerosa, pero a Nina le llevó más tiempo entender que existían personas buenas y que la vida puede ser muy hermosa. Gracias a sus amigos, al amor y con la ayuda de golosinas, Nina entendió que podía ser feliz.

Louie fue encontrado abandonado en un camino forestal. Él sobrevivió al frío invierno en las calles, pero perdió parte de su patita; probablemente había quedado atrapado en una trampa de caza.

El indefenso animal estaba agradecido de haber sido rescatado, que no rechazó el alimento que le brindaban y con gusto se fue con sus rescatistas.

Los tres perros que no tenían hogar, ahora han sido adoptados y son muy felices en sus hogares para siempre.

La nueva familia de zuzi llegó a Rumania y volvió a Canadá con un pasajero extra: Zuzi.

Ellos conocían la situación de los perros sin hogar en Rumania y que todos los días tienen que soportar mucho sufrimiento, así que decidieron salvar una vida y adoptar un perro. Zuzi ahora está viviendo en Toronto, donde es amada y muy feliz.

La familia de Zuzi comentó:

«Zuzi se ha convertido en una pequeña perra cariñosa y tierna que siempre está en nuestra sombra. No puedo ir a ninguna parte sin que ella esté justo detrás de mí y pedir una palmada más. No podemos imaginar nuestra casa sin ella».

Después de un año de haber sido adoptado en Inglaterra, Louie también es muy feliz.

Su familia comentó:

«Louie ha sido realmente encantador durante todo el año y ahora está muy relajado con nosotros. Él ama las pelotas y los juguetes masticables / huesos, etc., y también le encanta jugar con los niños y que le froten la espalda y el vientre. Su actividad favorita es acurrucarse en el sofá al lado de alguien».

Por su parte, Nina, fue adoptada por una familia de Rumania y ahora a ella le gusta dar largos paseos por la orilla del río.

Las vidas de estos tres perros hubieran sido muy cortas y llenas de sufrimiento si estas personas no los hubieran rescatado, gracias a Howl of a Dog y a las familias de Zuzi, Louie y Nina por darles una nueva oportunidad de ser feliz.

 

Deja un comentario