in

Perro que estuvo por 10 años en un refugio finalmente encuentra un hogar para siempre.

Tofu, un perro de 14 años que al parecer nadie deseaba adoptar, fue salvado de un hogar abusivo por unas personas de buen corazón y pasó 10 años viviendo bajo la protección de un refugio. Tristemente, el perro mayor tenía cáncer, por lo que tuvieron que amputarle una de sus patitas traseras, y también perdió la vista a causa de la vejez.

Muchos de los trabajadores del refugio que conocían a Tofu, pensaron que viviría el resto de su vida en el refugio. Pero todo esto cambió cuando llegó Danila, quien se enamoró del amoroso canino y le dio un hogar lleno de amor y cuidados además de otra oportunidad de una vida feliz.

Danila vio una fotografía de Tofu, y cuando escuchó su historia de inmediato se dio cuenta de que debía ser parte de su vida.

La mujer comentó Bored Panda:

“Un buen día me desperté y llamé a la coordinadora de un refugio que era mi amiga, Carol, y le pregunté cuál era el perro más viejo que estaría en adopción. Inmediatamente me envió la foto de Tofu. Que tenía 14 años, era ciego y recientemente se le había amputado una pata a causa del cáncer”.

La mujer afirma que en su mente siempre existió la idea de adoptar un perro discapacitado, anciano y sordo. No necesariamente debía reunir todos estos problemas en un solo perro, y era algo que deseaba hacer futuro.

Danila ya tiene cinco perros como parte de su familia, pero luego de una larga y seria discusión con su esposo, decidieron darle a Tofu su hogar para siempre, realmente lo merecía.

Danila también recuerda:

“Después de decidir adoptarlo, tuve que esperar un mes para que se recuperara de la cirugía de amputación de la pierna y algunos otros problemas de salud por los que estaba siendo tratado. Mientras esperaba, ya le proporcionaron un collar, ropa, una caseta para perros y juguetes».

Por su parte, Tofu se adaptó muy bien a su nuevo hogar, aprendió a caminar por la casa sin chocar con cosas ni con la pared. Luego de ser rescatado del maltrato y pasar 10 años en un refugio, el perro puede sentir que algo mágico ha sucedido y que ahora será realmente feliz el resto de su vida.

Ella cuenta:

“A veces lo miro y me pregunto cómo alguien pudo tratarlo mal en el pasado, ya que es un perro extremadamente fuerte, gentil y cariñoso. Quienquiera que haya hecho esto realmente no sabe qué perro tan maravilloso perdió. Es un regalo de Dios en nuestras vidas tener a tofu en nuestro hogar”.

Lamentablemente, muchos perros ancianos y enfermos no tienen una oportunidad como esta a su edad. Pero cualquier perro, sin importar la edad o su estado de salud, es capaz de brindar amor y lealtad en cantidades.

Danila finalmente agregó:

“Lo que más me motivó a adoptarlo fue saber que Tofu es un perro que nadie quiere. Además de viejo, es ciego y no tiene una pierna. Ciertamente, la mayoría de la gente pensaría que este perro sería demasiado trabajo, y con eso, el pobre animal puede que nunca encuentre un hogar amoroso».

One Comment

Leave a Reply

Deja un comentario