in

Perro abandonado se acurruca en un banco de nieve esperando que alguien lo note.

Mientras la nieve caía sobre una concurrida carretera de Michigan, un perro de nombre Rudy observaba el tráfico desde una colina cercana. Mientras miraba los vehículos que pasaban a toda velocidad, el cachorro abandonado esperaba que alguien pudiera notarlo y llevarlo a algún lugar cálido..

Felizmente, un conductor en uno de los autos vio las orejas de Rudy sobresaliendo del banco de nieve y supo que tenia que ayudar. El conductor llamó rápidamente a Michigan Humane y les compartió la ubicación del perro solitario que esperaba en la tormenta de nieve.

Al comienzo, Rudy dudaba en confiar en sus rescatadores, pero al final el cachorro se dio cuenta de que estaban allí para ayudarlo. Valientemente permitió que lo llevaran de regreso a su auto.

Anna Chrisman, gerente de medios de Michigan Humane dijo:

 

“Inicialmente estaba nervioso y se alejó de ellos, pero se acercó cuando nuestro equipo se acercó”

A salvo en Michigan Humane, Rudy asimilaba su entorno más nuevo y acogedor. Los rescatistas se complacieron al descubrir que el perro no había sufrido ninguna herida. Aunque al comienzo estaba asustado, Rudy pronto se enamoró del amable personal del centro de rescate.

Chrisman agregó:

“Estaba comprensiblemente nervioso y estresado cuando llegó” “Pero [él] se entusiasmó con el equipo durante los primeros días”.

Con el tiempo, el personal de rescate empezó a descubrir fragmentos de la personalidad de Rudy. Les encantó verlo desarrollar lazos con otros perros y se aseguraron de que pudiera realizar todas sus actividades favoritas.

Finalmente Chrisman dijo:

“Es un amor” “[Él] disfruta pasar tiempo con la gente y jugar afuera en nuestros patios de juego. También conoció a otros perros mientras estuvo bajo nuestro cuidado y le gustó conocerlos. Le encantan los bocadillos deliciosos, como los KONG rellenos y los pedazos de hot dog, y salir a caminar”.

El personal de Michigan Humane está trabajando actualmente en un plan de adopción para Rudy. Mientras tanto, el cachorro agradecido se instala en su hogar temporal y disfruta cada minuto.

Deja un comentario