in

Perro abandonado en patio trasero no puede creer que finalmente lo rescataron

Un día, mientras un hombre morador de la ciudad de Detroit, Michigan, volvía a su casa, pudo apreciar a un perro abandonado en el patio trasero de una casa vecina. En ese momento se preocupó mucho ya que el pobre animal se encontraba en malas condiciones y amarrado a una cadena.

Entonces, decidió realizar algunas llamadas para encontrar a alguien que lo pudiera ayudar, y por suerte, Rebel Dogs Detroit atendió el llamado y se hizo cargo del caso. El centro de rescate envió a la voluntaria Tiffany Perkins hasta el lugar para investigar, pero no tenía idea de lo que se iba a encontrar.

Cuando llegó y vio al tímido perrito amarrado, su corazón se derritió completamente, ya que se escondió detrás de un garaje porque tenía mucho miedo.

Tiffany comentó a The Dodo:

«Se asomó por un lado cuando comencé a llamarlo. A medida que me acercaba, comenzó a menear su cola. Luego empujó su peso contra nosotros para acariciarlo, parecía sentirse aliviado».

Era evidente que el perro estaba muy feliz de recibir ayuda de los rescatistas, y ellos estaban emocionados de ayudarlo. Lo llamaron Beaker.

No se sabe cuántos días el perro pasó encadenado y abandonado, por lo que estaba nervioso, pero cuando se dio cuenta de que sería rescatado, su comportamiento cambió completamente. El perro se tranquilizó un poco, se relajó y empezó a disfrutar de la compañía de su nueva mejor amiga, se notaba realmente emocionado.

Tiffany dijo:

«Cuando se soltó la cadena del garaje, se tiró al suelo para que le acariciara el vientre y se volvió muy juguetón».

Lamentablemente, la cadena que se alojaba alrededor de su cuello estaba atorada y el perrito debía ser intervenido quirúrgicamente para poder retirarla. La mujer llevó inmediatamente a Beaker al veterinario para que lo revisara, y mientras esperaban el turno de su cirugía aprovechó para conocerlo mejor.

Tiffany aprovechó ese tiempo para darle al perro todo el amor que tal vez no había recibido, y Beaker parecía estar muy feliz.

Tiffany también agregó:

«Pasamos mucho tiempo en el automóvil esperando su cirugía, aproximadamente 5 horas. Incluso tomó una siesta con la cabeza en mi regazo después de un rato».

A pesar de lo que pasó, Beaker estaba ansioso por recibir amor, y por fortuna su deseo se estaba haciendo realidad. Beaker ahora se encuentra en su hogar de acogida demostrando lo feliz que es y se está recuperando muy bien de su cirugía.

Aunque pasó por situaciones de maltrato en el pasado, Beaker parece que olvidó todo y ahora solo disfruta compartir con sus nuevos amigos. Ellos realmente se preocupan por él, siempre están pendientes de que no le falte nada, y Beaker agradece toda la dedicación de sus cuidadores.

Tiffany agregó:

«Está aprendiendo a ser un perro de interior con amor incondicional en su hogar de acogida».

Por lo pronto, el perro continuará en su hogar de acogida, pero ya está listo para empezar una nueva vida en un hogar definitivo.

Cuando Beaker vio a sus rescatadores, sabía que su vida cambiaría totalmente, y ahora solo queda esperar a una familia que lo ame para siempre. Si estás interesado en adoptar a Beaker, puedes comunicarte con Rebel Dogs Detroit para obtener más información.

También puedes leer:

Deja un comentario