in

Perro desesperado por ruido de los pirotécnicos cae de un cuarto piso y vecinos se reúnen para atraparlo.

El último día del año 2017 casi terminó siendo el último día para esta pequeña perrita. Tina, estaba muy asustada por el ruido de la pólvora, y trató de escapar arrastrándose a través de las barandillas del balcón de un cuarto piso, y quedó colgada con sus patas delanteras, aferrándose a su vida. Pero, por fortuna los vecinos actuaron a tiempo.

A pesar de hablar mucho del mal que el sonido de la pólvora hace a los perros, otros animales e incluso a los humanos, por desgracia, la gente sigue usando estos explosivos en una manera desproporcionada en la época de Navidad y Año Nuevo.

En Goiania, Brasil, en la tarde del 31 de diciembre, una pequeña perrita Shih Tzu estaba tan desesperada con los sonidos de los pirotecnicos, que prácticamente se arrojó del balcón de un apartamento en un cuarto piso. Tina, que vive con Jean Carlos Silva Siqueira, se había quedado sola por unos instantes, mientras él iba a la tienda.

Los vecinos del condominio se dieron cuenta de que los vecinos de otro edificio estaban tratando de advertirles de que algo malo estaba pasando en los apartamentos.

Flávia Cattarina, una de las habitantes del condominio, comenta:

«Mi esposo y yo estábamos en mi apartamento, y notamos un ruido extraño, de gritos. Habían vecinos celebrando una barbacoa y notamos a otras personas del edificio vecino apuntando al cuarto piso».

Los residentes que estaban haciendo una comida al aire libre en la planta baja notaron que Tina colgaba del balcón sobre su cabeza. La caída del perro parecía ser inminente, así que sin vacilar, los buenos samaritanos tomaron rápidamente una sábana y la mantuvieron tensa debajo de ella.

Resulta que el ruido de los fuegos artificiales, que ya estaban explotando incluso antes de que fuera de noche, hizo que Tina, de 11 años de edad, saliera por un pequeño espacio donde la puerta estaba abierta al balcón y se quedara atrapada en la barandilla.

Afortunadamente, ella no cayó de una vez. La perrita se las arregló para aferrarse a la barandilla del balcón por un tiempo, lo que fue suficiente para que los vecinos se reunieran y con una manta pudieran amortiguar la caída del perro y salvarlo.

En un video compartido en las redes sociales, se puede ver a la perra tratando de mantenerse arriba con las patas delanteras, antes de resbalar y caer. Las imágenes, que son desesperantes, también muestran el instante en que un residente recoge al perro y dice que ‘el corazón del animal está latiendo muy rápido’.

El rescate del perro fue celebrado por los residentes y Jean Carlos, estaba muy agradecido con todos los que ayudaron. El hombre dijo que uno de sus vecinos lo llamó cuando vio al pequeño perro que colgaba en el balcón e inmediatamente volvió a su casa, pero Tina ya había sido salvada.

Jean Carlos finalmente dijo:

«Ellos me mostraron el vídeo, y yo no lo creí, fue desesperante, casi lloré. Si las personas no hubieran reaccionado tan rápido, no estaría con ella en mi regazo hoy».

Él dijo que la perrita está bien, pero que ella sólo se calmó por completo luego del fin de año, cuando acabaron los fuegos artificiales.

Deja un comentario