in ,

Perro mayor con colmillos hacia afuera solo quiere ser amado tal como es.

Este perrito mayor llamado Ceasar solo tiene un par de colmillos que lo hacen ver un poco peculiar, pero él solo quiere ser amado como es

Ceasar es un adorable perro de 10 años que fue entregado recientemente al centro de rescate Ruff House Rescue, porque según su antigua familia, quienes adoptaron al perrito cuando era un cachorro de seis meses del mismo refugio, Ceasar “estropeaba demasiadas alfombras».

Es evidente que este perro mayor está aún confundido y adaptándose a la vida sin las personas que ha amado por más de una década, ¡pero sus dientes de morsa ya han conquistado corazones!

Kathleen Gioeli, la madre de acogida de Ceasar, dijo a The Dodo:

“Cuando abrí la puerta del auto por primera vez, estaba sentado en la cama de perro con nerviosismo. Me miró e inmediatamente me enamoré de sus ‘colmillos’. Llamé a mi hermana (que es mi compañera de cuarto) y le dije que había llegado y parecía una morsa. Decimos que es una morsa de día, un murciélago frugívoro de noche: sus grandes ojos y dientes son todo lo que puedes ver por la noche”.

Ceasar es un perro inusual con dos dientes inferiores que sobresalen de la boca, que hacen que parezca un animal sacado de los programas de conservación de la fauna. La anterior familia le dijo al personal del centro de rescate, que cada vez que alguien limpiaba los dientes de Ceasar había que sacarlos y que sus caninos se habían desplazado con el tiempo.

Sin embargo, esto no parece nada doloroso para Ceasar, que come y bebe con normalidad, solo que tiene un aspecto mucho más peculiar, lo que lo diferencia de los demás.

Ceasar prefiere no hacerse notar, y está adaptándose poco a poco a su nuevo entorno para llegar a mostrar todas las pequeñas cosas que le hacen tan interesante, como lo que hay debajo de esos temibles dientes. A su familia de acogida le encanta ver cómo este tímido perrito saca a flote su personalidad.

Kathleen agregó:

“Tiene ojos amables, busca el afecto humano por encima de todo, es educado con mis perros y disfruta hasta la última miga de comida que le dan. También le gusta tomar el sol, acurrucarse en mi cama y en su propia cama, que lo carguen y, por último, dar paseos en automóvil. Sin embargo, sé que hay muchas más capas de su dulce alma que aún no se ha sentido cómodo compartiendo. ¡Llegará allí eventualmente con amor y tiempo!”.

Aunque Ceasar seguramente extraña mucho a los suyos, una amorosa familia finalmente acaba de adoptarlo, y le ha abierto las puertas de su hogar.

El personal del centro de rescate publicó en Facebook:

«Ceasar ha encontrado un hogar para siempre. Gracias a todos los que se pusieron en contacto y se ofrecieron a ayudar. ¡Te apreciamos mucho! Tenemos muchas otras mascotas sin hogar que necesitan tu ayuda”.

Ceasar está muy feliz de haber encontrado una familia que ya lo ama como es, con más perros, niños, y unos padres amorosos, que lo quisieron de inmediato, y que cuidarán de él para siempre.

Deja un comentario