in

Perro pitbull queda sorprendido al sentir una patadita de bebé en el vientre de mamá por primera vez.

Goose es un encantador perrito rescatado que dora de manera incondicional a su familia. Él está tan agradecido por el amor que ha recibido desde que conoció a sus nuevos padres, que siempre trata de asegurarse de que estén a salvo, y se convirtió en un chico protector desde que supo que su madre estaba embarazado.

La mujer dice que siempre creía que Goose sabía que algo nuevo estaba sucediendo a su alrededor, pero no estaba segura de que su perrito supiera con exactitud de qué se trataba, hasta el día que vio la panza de su madre moverse.

Megan, la madre de Goose comentó en su cuenta de TikTok:

«Desde que quedé embarazada, él ha estado un poco más apegado a mí. Él está constantemente acostado conmigo, acostado sobre mi vientre [y] tocando mi vientre con su nariz».

Justo unos días antes de la fecha de parto, Goose descansaba su cabeza sobre el vientre de su madre cuando de repente sintió a su futura hermana desde el interior dar algunas pataditas.

Cuando el perro se dio cuenta de lo que sucedía, su rostro lo dijo todo; sorprendido tenía mil emociones reflejadas en su mirada.

Muchos sentimientos se apoderaron en ese momento de Goose, y todo quedó grabado por suerte en un tierno y corto video. Su reacción sin duda es una de las cosas más dulces que puedan existir.

Goose y Luna, la otra perrita de la familia, estaban muy ansiosos por conocer a Ivy, su nueva hermana recién nacida, y por supuesto sus padres saben que ambos serán los mejores hermanos mayores de todos los tiempos y están ansiosos por ver cómo su amor y su relación con la pequeña Ivy se desarrolla a futuro.

Deja un comentario