in

Perro rechazado por su apariencia por años encuentra una familia que lo ama como es.

Bonnie es una adorable perrita muy dulce de Rumania que perdió su hocico, parte de su pata izquierda delantera, su cola, y estuvo durante mucho tiempo deambulando por las calles. La perrita sin nariz no lograba encontrar una familia que le brindara una nueva oportunidad, hasta que aparecieron las personas indicadas.

No se conoce como fue lo que sucedió con Bonnie, pero probablemente es que alguien sin corazón haya sido el responsable de tanto daño.

Ella estuvo a punto de ser sacrificada luego de ser rescatada y llevada al Reino Unido por el Beacon Animal Rescue Center en Canterbury debido a su delicada condición.

Kate Comfort, de unos 29 años, vio la fotografía de la perrita en la página de Facebook de la organización y fue amor a primera vista; no pudo evitar el interés hacia Bonnie luego de ver sus grandes ojos y orejas.

Según Metro, Kate comentó:

«Al principio tuve problemas para tratar de convencer a mi esposo, ya que teníamos tres perros, pero nadie quería a Bonnie, así que le dije que la acogería hasta que pudiéramos encontrar el hogar perfecto».

Para Kate el hecho de que nadie quisiera adoptar a Bonnie fue un impulso muy grande para hacerlo ella. La mujer admitió que se sintió un poco alarmada por la apariencia de la perrita, pero de a pocos se fue acostumbrando.

Kate y su esposo Ross empezaron a recaudar fondos para costearle una prótesis para su pata, pero la herida en su muñón se reabrió y la pareja se dio cuenta de que estaban considerando someter a Bonnie a una cirugía por razones ‘puramente estéticas’, así que tomaron la decisión de quitarle el muñón.

Para ellos ahora solo interesa que Bonnie se encuentre totalmente bien y rodeada de amor, pues es perfectamente imperfecta y la aman tal y como es.

Aunque existen personas muy crueles que incluso le gritan cosas en la calle o intentan agredirla, para la mayoría Bonnie es una perrita muy especial que merece ser tratada con respeto y más porque es todo un ejemplo de vida.

En  su cuenta de Instagram tiene más de 20.000 seguidores que adoran ver fotos suyas. La idea de crear un Instagram para Bonnie surgió del intento por recaudar dinero para su cirugía, pero aunque ésta finalmente no se llevó a cabo, poco a poco los seguidores empezaron a aumentar.

Resulta increíble que a pesar de todo el sufrimiento que vivió Bonnie, ella siga confiando en las personas y siendo tan dulce.

Kate finalmente dijo:

«Los animales son criaturas que perdonan; nunca dejan de sorprenderme con lo tolerantes y perdonadores que son cuando son sometidos a crueldad y abuso. Prefiero los animales a los humanos, ojalá fuéramos más como ellos, por lo que tal vez me rodee de animales, en lugar de personas».

Sin duda, para Kate, conocer a Bonnie ha sido una de las mejores cosas que le ha pasado en la vida y está muy contenta de poder darle la familia que se merecía.

One Comment

Leave a Reply
  1. Es cierto,pobres animalitos los q vemos en la calle,en mi país,no hay medicamentos a disposición y las clínicas veterinarias no tienen ni laboratorios para atender a estas pobres criaturas,yo han sido millones las veces q he tenido q cerrar los ojos para no ver a esos pobres animales en las condiciones q viven,pero no porq no los 1quiera ayudar,si no porq no hay cómo adquirir tratamientos para ellos,q más quisiera yo q ayudar,aquí hay leyes q defienden a los animales,pero solo plasmados en la constitución,no veo q halla sanciones para quienes incumplan por eso sigue la crueldad y cada día más animales pasando ambre en las calles

Deja un comentario